EFEBuenos Aires

Los mercados en Argentina abrieron este lunes la semana previa a las elecciones presidenciales con una creciente demanda de dólares, bonos a la bajada y el riesgo país en alza a medida que va en aumento la incertidumbre de los inversores sobre el rumbo que tomará la economía argentina tras los comicios.

En el mercado de cambios, el precio del dólar estadounidense subió hoy cincuenta centavos, hasta los 57 pesos para la compra y 60,50 para la venta en el estatal Banco Nación, pero en bancos privados y casas de cambio la divisa estadounidense cerró en torno a los 61,95 pesos para la venta.

La creciente demanda de dólares obligó al Banco Central a intervenir en la plaza y a convalidar tasas del 68 % al colocar letras para absorber pesos argentinos y evitar su huida a la divisa estadounidense.

"La incertidumbre electoral, el alto nivel de inflación, la escasa demanda de pesos, y la falta de rumbo claro para la economía hace que los inversores se refugien en el dólar", señaló este lunes el economista Salvador Di Stefano.

El fenómeno no es nuevo: la demanda de dólares ya había sido creciente antes de las primarias de agosto, elecciones tras las cuales el tipo de cambio sufrió un brusco salto que obligó al Gobierno de Mauricio Macri a imponer en septiembre un control de cambios.

Las restricciones a la compra de dólares han hecho revivir mercados alternativos, como el informal y los mecanismos financieros más sofisticados para hacerse de divisas.

En la plaza informal, el dólar cerró hoy a 66,20 pesos para la venta, un 9,4 % más que el tipo de cambio oficial.

En tanto, el denominado dólar "contado con liquidación" (CCL) -que consiste en comprar localmente con pesos argentinos acciones o bonos y venderlo, en dólares, en Wall Street- cotizaba hoy a 74,73 pesos.

Por su parte, el "dólar bolsa" o "dólar MEP" -que se consigue comprando activos que cotizan a la vez en pesos y en dólares, se pagan en pesos al adquirirlo y se venden en dólares- cotizaba hoy a 71,82 pesos.

Según Sabrina Corujo, directora de la firma Portfolio Personal Inversiones, "a pocas ruedas de la definición electoral este domingo, y con una incertidumbre creciente sobre las medidas económicas-financieras del próximo probable Gobierno, la presión sobre el tipo de cambio se mantendrá".

Eta avidez de dólares se ve incentivada además por los crecientes rumores sobre un posible endurecimiento de los controles de cambio.

En tanto, en el mercado de títulos públicos, los bonos argentinos abrieron la semana con tendencia a la bajada, con pérdidas promedio del 1 %, mientras que el índice de riesgo país subía este lunes 60 puntos básicos, hasta las 2.108 unidades.

En este segmento persisten las dudas entre los inversores sobre el tenor que finalmente tendrá la renegociación que los dos principales competidores del próximo domingo, el presidente Mauricio Macri y el peronista Alberto Fernández, plantean encarar con los acreedores privados.

"Seguiremos leyendo trascendidos, rumores y declaraciones, pero ninguna propuesta concreta por varias semanas más", vaticinó Corujo.

Según la experta, los precios de los bonos continuarán reflejando alta probabilidad de una reestructuración con quita sobre capital e intereses, y no una simple negociación para estirar plazos de vencimientos.

Di Stefano coincide al observar que los bonos "valen muy poco" porque "las versiones sobre quitas, congelamiento de intereses y alargamiento de plazos" hicieron que los títulos argentinos sigan a la bajada.

Por su parte, la Bolsa abrió la semana con un comportamiento errático, primero en terreno negativo y pasando a números verdes a media rueda, signo de la selectividad de inversores cada vez más cautelosos.

Según Corujo, dentro de un escenario de volatilidad que "podrá ser alto", no se puede descartar sobre finales de la semana un posicionamiento en acciones más agresivo ante "apuestas" de corto plazo.