EFEBuenos Aires

Los precios al consumidor en Argentina registraron en abril pasado una subida del 4,1 % frente a marzo último y un alza interanual del 46,3 %, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

La evolución de los precios en abril reveló una leve desaceleración respecto a marzo, cuando la inflación fue del 4,8 %, la tasa más alta desde septiembre de 2019.

De acuerdo con el informe oficial difundido este jueves, los bienes tuvieron el mes pasado una variación positiva del 4,7 % en comparación con marzo, mientras que los servicios subieron un 2,5 %, unos datos que ascienden al 54 % y el 30,4 %, respectivamente, en la comparación interanual.

Entre las subidas registradas en abril se destaca la de los prendas de vestir y calzado (6 % respecto a marzo), seguidos por transporte (5,7 % mensual).

Pero es la división alimentos y bebidas no alcohólicas, con un alza del 4,3 %, la de mayor incidencia en el índice general.

Los segmentos que mostraron los menores aumentos en abril fueron los de recreación y cultura (1,5 %) y comunicación (0,5 %).

Por regiones, la tasa de inflación más alta, del 4,8 %, se registró en la Patagonia, seguida, con un índice del 4,2 %, de Cuyo (oeste).

La inflación acumulada en el primer cuatrimestre del año fue 17,6 %.

Se contrasta con que el Gobierno de Argentina ha previsto para este año un alza en los precios del 29 %.

Los precios al consumidor habían acumulado el año pasado una subida del 36,1 %, logrando una desaceleración respecto al 53,8 % verificado en 2019.

La alta inflación que registra Argentina se da en un contexto de recesión económica que lleva ya tres años y que se ha profundizado en 2020 por la pandemia de la covid-19.

Las últimas proyecciones privadas que recaba mensualmente el Banco Central calculan que la inflación será este año del 47,3 % y en 2022, del 39,6 %.

De acuerdo a estas previsiones, la inflación sería del 3,2 % en mayo y del 3 % en junio.