EFENueva York

Wall Street encadenó una segunda semana de ganancias, marcada por los buenos resultados empresariales de algunas de las financieras más importantes de Estados Unidos, los cuales consiguieron contrarrestar las dudas que suscitan tanto la escasa creación de empleo en el país como el problema con las cadenas de suministros.

En el conjunto de la semana, que empezó tibia pero terminó con fuerza, los principales indicadores de la plaza estadounidense se anotaron sólidos avances: el Dow Jones de Industriales del 1,58 %; el selectivo S&P 500 del 1,82 % y el índice Nasdaq del 2,18 %.

Las bolsas europeas también acumularon ganancias desde el lunes: Madrid ha subido un 0,47 %, Milán, un 1,68 %, Londres, 1,95 %, París, 2,55 %, Fráncfort, un 2,51 % y el índice Euro Stoxx 50, un 2,69 %.

Wall Street empezaba temeroso la semana, arrastrando aún las malas cifras de creación de empleo que se habían publicado el viernes de la semana anterior, que revelaban solo 194.000 puestos nuevos en septiembre frente a los 500.000 que se esperaban.

También afectaba la crisis de suministro de EE.UU., evidenciada por el atasco sin precedentes que se está registrando en los puertos de Los Ángeles y Long Beach, por donde entra el 40 % de contenedores al país, y donde se han formado largas colas de naves que se ven forzadas a esperar cerca de dos semanas para descargar sus productos.

No fue hasta el jueves que se tornó verde el parqué neoyorquino impulsado por los resultados empresariales presentados por JP Morgan, Bank of America, Morgan Stanley y Citigroup, todos ellos superando las expectativas de los analistas.

"Los bancos han pintado un panorama fuerte y sano del consumidor de EE.UU.", opinó en una nota el analista de mercados de Oanda Edward Moya.

JP Morgan anunció el miércoles que se había anotado casi 38.000 millones de dólares de beneficio acumulado desde que comenzó 2021, un 123 % más que en el mismo periodo de 2020, mientras que Bank of America reveló el jueves que acumuló hasta septiembre una ganancia de 24.965 millones de dólares, el doble respecto a lo que ganó en ese mismo tramo del ejercicio anterior.

Apuntalaba la semana Goldman Sachs, con unos beneficios en los 9 primeros meses de 2021 que fueron un 252 % mayores que en ese periodo del año anterior.

Además, el viernes se daban a conocer unos buenos datos de ventas al por menor, que superaban las expectativas por segundo mes consecutivo al ascender en septiembre un 0,7 %.

"El ambiente de la inflación y las preocupaciones por las cadenas de suministros no han afectado a las ventas del sector minorista", afirmó el jefe de estrategia de inversiones de BMO Wealth Management, Yung-Yu Ma.

"Los consumidores se están acostumbrando a los precios más altos y hasta ahora no ha desembocado en una caída en la demanda significativa, pero esta voluntad de absorber precios más elevados no es ilimitada", advirtió Ma.

Por otra parte, el bitcóin, la criptomoneda más utilizada, superaba la barrera de los 60.000 dólares por primera vez en seis meses en medio de optimismo por la posible luz verde del regulador a un fondo indexado de futuros en EE.UU.

En el mercado de petróleo, el barril de Texas se asentó por encima de los 80 dólares y alcanzó los 82, respaldado por las previsiones de una falta de suministro del producto en los próximos meses con el levantamiento de las restricciones de viaje impuestas durante la pandemia, que se espera acelere la demanda.