EFEBuenos Aires

El presidente saliente de Argentina, Mauricio Macri, hizo este jueves una férrea defensa del acuerdo comercial sellado entre el Mercosur y la Unión Europea (UE), al hablar en un acto ante empresarios del campo a menos de un mes de traspasar el poder al peronista Alberto Fernández, quien en diversas ocasiones se ha mostrado crítico con el convenio.

"Lo que viene tiene que ser que entre argentinos nos podamos entender. Que dejemos atrás encontronazos de décadas anteriores que no funcionaron. Démonos la oportunidad de que ese dialogo exista", dijo Macri en la presentación en Buenos Aires del informe de gestión del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca.

A los empresarios de "la gran familia del campo" que acudieron al acto, el presidente saliente les pidió que se sienten con "la mayor predisposición" con el Gobierno de Alberto Fernández, quien ganó las elecciones del pasado 27 de octubre y asumirá el cargo el 10 de diciembre próximo.

"Y vamos a estar todos juntos tirando del mismo lado hoy más que nunca, porque esta es una máquina que se puso en marcha y no hay que pararla", enfatizó.

Macri repasó los aciertos que a su juicio han tenido sus cuatro años de gestión, un tiempo en el que, entre otros asuntos, se selló el Acuerdo de Libre Comercio entre el bloque suramericano -integrado por Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay- y el europeo.

"Un acuerdo histórico que estaba postergado hace más de 20 años. Una oportunidad impresionante para nuestras economías regionales de todo el país, y es un camino que nos compromete en una década a ir haciendo deberes que nos mejoran, preparan, nos van a potenciar hacia otras regiones y países", dijo Macri, para quien estos no son sus logros ni de su equipo, sino de "todos".

A finales de junio de este año y tras dos décadas de negociaciones, el Mercosur selló el convenio con la UE, que desde el primer momento fue cuestionado por Alberto Fernández por las desventajas que puede acarrear para su país.

Aunque a priori nunca ha abogado por sacar a Argentina del pacto -que para entrar en vigor deberá ser aprobado por los parlamentos de los países de ambos bloques-, el peronista sí ha lanzado fuertes reproches a su contenido.

La última vez que el presidente electo se refirió al asunto fue este miércoles, tras reunirse con los embajadores de los países de la Unión Europea en la Argentina.

"Tenemos por delante un importante desafío, que es el acuerdo Mercosur-UE. Les agradezco por la calidez y el compromiso de trabajar para que sea beneficioso para todos", escribió Fernández en Twitter.

Macri valoró que desde el primer día de su mandato se propuso llevar la producción del país más allá de sus fronteras.

"Y hacer de la Argentina esto que recién comienza. El supermercado del mundo", agregó, aunque recordó que también hubo "dificultades".

"Lamentablemente la recuperación de la economía fue mas lenta de lo que esperábamos y encima se nos combinó con la peor sequía de los últimos 50 años", destacó el aún jefe de Estado, en referencia a la recesión surgida en abril de 2018, que sigue sin resolverse y ha elevado la inflación, el desempleo y los niveles de pobreza.

Sin embargo, para él el campo "volvió a sorprender a todos los argentinos, demostrando esta enorme capacidad de sobreponerse y que después de semejante paliza, ir a la cosecha mas importante" de la "historia" argentina.

"La verdad que todo eso lo logramos con seriedad, con reglas claras", insistió, convencido de que "hoy el punto de partida es más sólido" y el país está mejor preparado "para los desafíos que vienen".

"La tarea enorme que tenemos hoy es cuidar entre todos este legado, apostando siempre al dialogo y la buena fe. Y sobre todo lo que no tiene que haber lugar es para el miedo. Sino para el orgullo. No el miedo sino la convicción de lo que somos capaces de hacer", subrayó.