EFEQuito

El expresidente ecuatoriano Jamil Mahuad (1998-2000) evocó este jueves al fallecido Maradona al defender su decisión de dolarizar Ecuador, una medida que cree "un acierto histórico" pese a que le costó el cargo, y dado que a la larga ha estabilizado las frágiles finanzas nacionales.

"A mis detractores les citaría una frase de Diego Maradona: Cuando me pasaban la pelota a mí, yo resolvía, yo enfrentaba y resolvía, porque es ahí donde te haces respetar, es ahí donde te haces líder", dijo Mahuad en la presentación este jueves de su libro "Así dolarizamos al Ecuador" (editorial Ariel, Grupo Planeta).

Más de dos décadas después de la resolución, que causó un drama financiero, económico y social en el país, el exmandatario de 71 años la defendió advirtiendo que su libro "no es la única verdad", pero desde luego es "la verdad contada desde el interior del gobierno nacional".

"Es la verdad escrita por quienes tomaron la decisión. Lo presentamos con humildad, queremos hacer una contribución no solo a la coyuntura sino al pensamiento de América Latina", afirmó.

APOYO DE EXCOLEGAS

En un acto vía telemática que contó con la participación de los expresidentes brasileño Fernando Henrique Cardoso y el chileno Eduardo Frei, y del ex economista jefe del BID, el venezolano Ricardo Haussman, Mahuad expuso su "verdad" como solución a unos problemas entonces infranqueables.

"Yo sé lo que ha costado a Mahuad, lo que hizo por su país y ahora veo que funcionó. Eso me llena de alegría. Tuvo el coraje tanto en la paz (con Perú) como en la dolarización. Hay que tener liderazgo y liderazgo es tener la capacidad de tomar decisiones en momentos difíciles", subrayó Cardoso.

Por su parte, Frei vio el nuevo testimonio escrito de Mahuad, que se exilió en EE.UU. tras ser derrocado y condenado a prisión por peculado, como una aportación a todos los latinoamericanos para "aprender de nuestros errores", para "aprender de esa historia y construir un futuro mejor".

"Felicito a Jamil por su coraje de presentar este libro", afirmó en el encuentro, que enlazó por internet a participantes en Quito, Bogotá, Sao Paulo, Santiago y Washington.

La dolarización, sistema monetario vigente aún en el país, fue introducida en enero de 2000 tras una dolorosa degeneración bancaria que condujo a la caída de numerosas entidades en el país y a que el Estado debiera inyectar liquidez para rescatarlos.

"A mí me impactó mucho ver un presidente que entendía profundamente la gravedad de la situación que había heredado, que sentía la dificultad que sentían los ecuatorianos y se metió a trabajar día tras día hasta poder conformar el decreto hasta que llegó al anunció de la dolarización", contó el venezolano Hausmann.

¿MEMORIAS DE UN ACIERTO HISTÓRICO?

En el libro, Mahuad expone lo que considera las "memorias de un acierto histórico" y trata de explicar que la dolarización surgió en medio de un contexto de devaluación excesiva del sucre (antigua moneda nacional), que generó una hiperinflación que -de acuerdo con el expresidente- ponía a Ecuador en camino de convertirse en un Estado fallido.

La crisis financiera y la dolarización condujeron al empobrecimiento de la población y derivó en la emigración masiva de ecuatorianos a Estados Unidos, España e Italia, entre otros países.

La segunda parte del libro incluye una antología de textos de integrantes de su equipo de Gobierno y de consultores internacionales, que exponen los antecedentes, las discusiones que la motivaron, incluido episodios de los momentos de tensión con el FMI y los bonistas de la deuda exterior privada de Ecuador.