EFESantiago de Chile

Miles de chilenos se manifestaron hoy en las calles de Santiago para exigir el fin del sistema privado de pensiones impuesto en 1981 por la dictadura de Augusto Pinochet en el primer aniversario de la Coordinadora Nacional de Trabajadores No+AFP.

Los organizadores convocaron desde las 07.00 hora local (11.00 GMT) de hoy a los miembros de la agrupación en el sector de Plaza Italia, uno de los puntos neurálgicos de la capital chilena, mientras que a lo largo del día se celebraron actos en diferentes zonas de Santiago.

"Estamos a un año de que se produjera en el país la primera gran marcha familiar contra el modelo de previsión sustentado a la lógica del ahorro forzoso individual impuesto en la dictadura. Fueron cientos de miles los que salieron a la calle", comentó el presidente de la Confederación de Trabajadores de la Salud Municipalizada (Confusam), Esteban Maturana.

Desde hace 25 años, los ciudadanos chilenos están obligados a depositar sus ahorros de jubilación en cuentas individuales manejadas por entidades privadas conocidas como Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

"Mientras los privilegiados tienen pensiones de 5 millones de pesos (unos 7.500 dólares), la gente normal recibe 180.000 (275 dólares)", señaló Maturana.

Actualmente, el 90,75 % de los jubilados de Chile recibe pensiones inferiores a 154.304 pesos mensuales (233 dólares), casi la mitad del sueldo mínimo establecido en el país suramericano, según un informe publicado por la Fundación Sol.

Esto representa entre un tercio y un 50 % de los ingresos que recibían antes de la creación de las AFP los trabajadores durante su vida laboral.

Maturana confirmó además que en agosto se convocará otra manifestación masiva y en octubre se realizará un plebiscito para preguntar a la sociedad si desea seguir con el sistema actual de fondos de pensiones.

"AFP jubilación de hambre", "Queremos pensiones dignas y no más migajas" o "Basta de abusos" son alguna de las frases que se podían leer en las distintas pancartas que llevaban los manifestantes que hoy desfilaron por las calles de la capital.

Los manifestantes llegaron a la céntrica Plaza de Armas antes de las 12.00 hora local (16.00 GMT), desde donde comenzaron a caminar por el centro de Santiago en dirección a la Plaza Los Héroes.

Al final del recorrido, la Policía intervino con el carro lanzaaguas (llamado popularmente el guanaco) para desalojar por la fuerza a las personas que se manifestaban e impedían el paso por la Alameda, una de las avenidas más concurridas de Santiago.

La pensión que reciben los actuales trabajadores chilenos cuando se jubilan está determinada por la fluctuación de los mercados y el rendimiento de los fondos que los asalariados depositan mensualmente en las AFP (que representa el 10 % de su sueldo).

"No hay nada más inestable hoy en día que la economía mundial por el nivel de interdependencia que tiene. Mis fondos de pensiones no se pueden estar jugando en la ruleta rusa del mercado internacional", indicó a Efe el manifestante Aníbal Sepúlveda.

Las marchas se iniciaron con una marcha multitudinaria hace justo un año y se han sucedido a lo largo de estos doce meses, en paralelo a los avances que la organización No+AFP realizaba con el Gobierno de Michelle Bachelet.

En este periodo, el Ejecutivo anunció el aumento del 10 % al 15 % la tasa de cotización de los trabajadores. Este último 5 % lo pagaría el empleador, parte del cual iría a engrosar un pilar de ahorro colectivo y otra parte a aumentar las actuales pensiones.