EFEAsunción

Miles de trabajadores de diferentes gremios marcharon hoy por el centro de Asunción en una jornada de protesta contra el proyecto del Gobierno de crear un organismo regulador de los fondos de pensiones, que los sindicatos consideran que pone en peligro las jubilaciones y los años de aportes.

Los trabajadores salieron desde la céntrica Plaza Uruguaya y marcharon hacía el edificio del Parlamento en una jornada en la que los docentes habían convocado un día de paro en protesta contra el proyecto de ley para la creación de la Superintendencia de Pensiones y Jubilaciones, que establece además la figura del superintendente como director del ente.

De acuerdo con el proyecto, ese ente será el encargado de controlar y supervisar los aportes de los trabajadores, pero no se encargará de su gestión.

La creación de la Superintendencia también pretende la diversificación de los fondos en distintos instrumentos financieros y no solo en certificados de depósitos de ahorro (CDA).

Los manifestantes alegaron en sus proclamas que el problema reside en la forma de garantizar que esos fondos vuelvan a la reserva de pensiones después de ser utilizados.

El presidente de la Federación de Educadores de Paraguay (FEP), Silvio Piris, quien consideró como "bastante positiva" la afluencia de trabajadores en la manifestación, dijo a Efe no estar en contra de que se utilicen los fondos de pensiones, pero exigió garantías sobre esos procedimientos.

"No estamos en contra de que se utilicen (los fondos de pensiones) pero necesitamos las garantías de que cualquier inversión que se haga con esos recursos sea segura y puedan volver a la caja para fortalecerla. Tenemos la experiencia de otras transacciones que fueron a la quiebra y no se pudieron recuperar esos fondos", señaló.

Piris destacó que la intención de los gremios no es sentarse a revisar punto por punto el proyecto actual, como insiste el Gobierno, sino generar un proyecto nuevo que incluya a los gremios y a las centrales de trabajadores en su formulación de forma conjunta con los diferentes ministerios.

"Nos oponemos a este proyecto y queremos que se rechace, y todos juntos, con el Ministerio de Hacienda, el Gobierno, las centrales obreras y todos los gremios tratemos punto por punto y artículo por artículo, y posteriormente presentar de forma consensuada un proyecto que sea beneficioso para todas las partes", recalcó Piris.

"Peligra el tema de la jubilación primero por las inversiones, porque queremos que sea algo seguro y que nos dé la garantía de que se va a invertir bien; segundo porque está en juego la cantidad de años de aportes de los docentes; y tercero, nos movilizamos para que esto se rechace y podamos presentar un nuevo proyecto de ley consensuado y que beneficie a todos los trabajadores", añadió.

"(La movilización) va a ser un punto de partida, un antes y un después de lo que está sucediendo en Paraguay. Ojalá que a partir de ahora esto sirva de ejemplo y que todos lo gremios salgamos unidos a pelear por nuestros derechos porque vamos a ser más fuertes y vamos a tener mejores resultados", explicó Piris.

La marcha de trabajadores agrupó a gremios de la educación, de municipios, servicios estatales de telefonía y electricidad, transporte, así como a jubilados.

La protesta tuvo su punto álgido frente a la sede legislativa, donde el pasado 16 de mayo la Cámara de Diputados aprobó el proyecto con modificaciones, que todavía está pendiente de ser tratado en el Senado.

Frente al Parlamento, que se encontraba vallado y con alambre de espino, y custodiado por decenas de agentes de la Policía Nacional, los manifestantes lanzaron sus proclamas a través de los representantes sindicales de cada gremio.

Además se representó una sátira sobre el escenario que se había montado en el lugar en la que se ridiculizó a figuras del Gobierno paraguayo y se criticó la idea del Ejecutivo de utilizar este ente regulador para usar el dinero de los aportes para pensiones en proyectos de otra índole.