EFEBuenos Aires

El jefe de la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) para Argentina, Roberto Cardarelli, se encuentra en Buenos Aires, donde se reunirá hoy con representantes del Gobierno de Mauricio Macri, confirmaron a Efe fuentes oficiales.

Cardarelli, junto a los miembros de su equipo, viajó a la capital argentina para continuar las conversaciones con las que Argentina busca acordar con el FMI un adelanto en los giros de fondos previstos en el acuerdo a tres años sellado en junio pasado, que incluye préstamos por 50.000 millones de dólares.

Según las fuentes consultadas, los enviados del Fondo tienen previsto reunirse hoy con los equipos técnicos del Ministerio de Economía argentino, liderados por el secretario de Hacienda, Rodrigo Pena, y el jefe de asesores de la cartera, Guido Sandleris.

Portavoces del organismo multilateral indicaron que las conversaciones tienen como objetivo "trabajar en torno al fortalecimiento del programa respaldado por el FMI".

"El personal del Fondo trabajará intensamente, en colaboración con el Gobierno, para identificar cómo el FMI puede brindar un mejor apoyo a la Argentina frente a la renovada volatilidad financiera y un entorno económico desafiante", indicaron desde el organismo.

El Fondo aseguró que comparte con el Gobierno argentino el objetivo de "llegar a una conclusión rápida de estas discusiones para presentar una propuesta al directorio ejecutivo del FMI ".

A inicios de este mes, tras días de fuerte inestabilidad financiera en Argentina, el ministro de Economía, Nicolás Dujovne, viajó a Washington para entablar nuevas negociaciones con el Fondo con miras a lograr un adelanto en las líneas de asistencia financiera comprometidas en junio por el organismo.

Para lograr esos adelantos que le permitan a Argentina asegurarse la financiación de sus compromisos de pago de deudas en 2019, el Gobierno de Macri se compromete a lograr el próximo año el "déficit cero" en sus cuentas públicas.

Esa meta quedará, de hecho, plasmada en el proyecto de Presupuesto 2019, cuyos últimos retoques el Ejecutivo argentino da por estas horas, antes del próximo sábado, cuando caduca el plazo legal para presentar la iniciativa ante el Parlamento.