EFEBogotá

La contratación pública tiene que abrirse a la participación de las mujeres ya que se trata de un segmento dominado de manera absoluta por hombres, afirmaron expertos de organismos internacionales e instituciones oficiales reunidos este jueves en Bogotá.

La escasa participación de la mujer en las compras públicas fue debatida en el "Foro M: Acelerando el empoderamiento económico de las mujeres para el alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible", organizado por la Vicepresidencia colombiana.

"Solo el 1 % de las compras mundiales va hacia empresas de mujeres, esto es demasiado injusto, debemos tener más mujeres empresarias que accedan a las compras públicas porque no se pueden lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible sin que las mujeres tengan el 50 % de participación", cuestionó la directora regional de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe, María Noel Vaeza.

Una mayor autonomía femenina es beneficiosa para toda la sociedad, ya que las mujeres hacen un aporte valioso pero no reconocido a la economía familiar y de los países, y de ahí la importancia de que tengan más acceso como empresarias a las compras gubernamentales.

"El sistema económico está en los hombros de las mujeres", consideró Vaeza, quien añadió que acceder a las compras públicas "nos puede ayudar a cambiar esas historias de injusticia".

En el panel, que fue moderado por la gerente de la Agencia Efe, Rocío Reinoso, participaron además la presidenta de la estatal Financiera para el Desarrollo (Findeter), Sandra Gómez Arias; el director nacional de la entidad Colombia Compra Eficiente, José Andrés O´meara, y el gerente para América Latina de Open Contracting Partnership, Nicolás Penagos.

MUJERES CONTRA LA CORRUPCIÓN

"La contratación pública sirve para redistribuir en todo el territorio nacional y sobre todo con los grupos más vulnerables, así que debe tener impacto social y de género", agregó la funcionaria de ONU Mujeres.

Vaeza considera que un mayor acceso de la mujer a las compras públicas ayuda también para luchar contra la corrupción.

"Las mujeres somos mucho menos corruptas que los hombres y somos más eficientes", manifestó la funcionaria de la ONU, quien llamó la atención también para el hecho de que el cuidado del hogar, que no es una actividad remunerada, recae sobre la mujer.

La presidenta de Findeter coincidió con Vaeza y aseguró: "hemos aprendido que cuando conocemos a las mujeres sabemos cómo enfocar la contratación pública para lograr la inclusión de comunidades particulares".

Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), la participación de mujeres en cargos de la alta gerencia de una empresa eleva entre el 8 y 13 % el rendimiento de los activos, por lo cual Reinoso destacó la política incluyente de Efe.

"La Agencia Efe es una empresa comprometida con la igualdad de la mujer y por primera vez en 80 años será dirigida por una mujer", dijo al referirse al reciente nombramiento de Gabriela Cañas como presidenta de la agencia de noticias.

ACCESO A LA INFORMACIÓN, PRIMER OBSTÁCULO

La inclusión femenina en las compras públicas debe comenzar por un mayor acceso a la información porque "hoy las mujeres tienen menos capacitación, y menos acceso a la demanda del Estado", manifestó por su parte Penagos.

El experto cuestionó que este segmento siempre haya estado liderado por hombres y pidió inclusión de género para "tener sistemas más equitativos" que permita a las mujeres empoderarse y "puedan venderle al Estado".

"En Colombia la contratación pública representa (anualmente) 130 billones de pesos (unos 36.700 millones de dólares), por eso (...) asignamos un puntaje de 5 % para aquellas empresas que estén constituidas en un 20 % por mujeres", aseguró a su turno O’meara.

Un reciente estudio del Banco Mundial demostró cómo la incorporación progresiva de mujeres en el mercado laboral fue fundamental a la hora de reducir la pobreza en Latinoamérica y el Caribe y, con base en eso, Vaeza insistió en "que las mujeres necesitan espacio para recibir esa orden de compra y salir de la pobreza".

Para que tengan repercusión los casos de éxito de Colombia y otros países de la región citados en el encuentro, como Chile y República Dominicana, Reinoso recomendó darles visibilidad, de manera que "el mundo entero se contagie de estas iniciativas".