EFEWashington

Un grupo de 18 supermillonarios estadounidenses, entre quienes se cuentan Abigal Disney y George Soros, publicó este lunes una carta abierta en la que piden a los candidatos presidenciales que apoyen un impuesto a la riqueza.

"Estados Unidos tiene una responsabilidad moral, ética y económica de gravar más nuestra riqueza", señalaron los supermillonarios en su carta.

Entre las razones que los firmantes señalan para un impuesto a la riqueza se cuentan la financiación de iniciativas ambientales y respuestas al cambio climático, la promoción del crecimiento económico y la financiación de la salud pública.

Según la carta, un impuesto a la riqueza es "justo, patriótico y fortalecería la democracia en el país al reducir la desigualdad".

Quienes firmaron la carta se dirigen a "todos los candidatos, ya sean demócratas o republicanos", y no mencionan a ninguno en particular.

Por el Partido Demócrata, hay algo más de 20 aspirantes que compiten por la postulación presidencial en las elecciones de noviembre de 2020, mientras que en el Partido Republicano por ahora el único candidato con posibilidades es el presidente Donald Trump, quien buscará la reelección.

Sin embargo, la carta se enfoca en el plan de impuestos presentado por la senadora de Massachusetts Elizabeth Warren, quien aparece entre los primeros cinco lugares en las encuestas de opinión sobre los aspirantes demócratas a la Presidencia.

El plan exime de impuestos los primeros 50 millones de dólares en activos, pero contempla un impuesto del 2 % sobre las fortunas que superen los 50 millones de dólares, y sube la tasa al 3 % en los activos de más de 1.000 millones de dólares.

Según la carta pública, esto afectaría a unas 75.000 familias en un país de más 327 millones de habitantes.

El periódico The Hill, que cubre principalmente las noticias del Congreso, encontró en una encuesta que el 74 por ciento de los estadounidenses apoya un plan como el que propone Warren y que también tiene el respaldo del inversionista Warren Buffett.

Buffett no se cuenta entre los firmantes de esta carta pero ya en 2011 escribió un comentario en The New York Times en el que decía apoyar la idea de aumentar los impuestos a los más ricos.

"Nosotros, que somos uno de cada diez entre el 1 % más rico del país deberíamos sentirnos orgullosos de pagar un poco más de nuestra fortuna por el futuro de Estados Unidos", señalan los firmantes de la carta publicada hoy.

"Nosotros estamos bien y aceptar este impuesto es lo menos que podemos hacer para fortalecer el país que amamos", agregan.

La iniciativa de los supermillonarios no es novedosa: en noviembre de 2017 más de 400 millonarios firmaron una carta al Congreso pidiendo a los legisladores que no redujeran sus impuestos.

El Congreso, que en ese entonces contaba con mayoría republicana en ambas cámaras, discutía una propuesta del presidente Trump para reducir los impuestos.