EFEManagua

Nicaragua perdió 157.923 empleos formales el año pasado como consecuencia de la crisis sociopolítica que vive el país desde abril y que ha dejado cientos de muertos y de detenidos, y otros miles en el exilio, según un informe divulgado este viernes por el Banco Central.

Nicaragua cerró 2018 con 755.874 trabajadores afiliados al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), un 17,28 por ciento menor que un año antes, indicó el banco emisor del Estado.

A diciembre de 2017, los trabajadores afiliados al INSS sumaban 913.797, es decir, 157.923 más a lo registrado a diciembre pasado.

Los 755.874 trabajadores afiliados al INSS representan un 24,4 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA) y un 12 por ciento de la población total del país, estimada en 6,3 millones de habitantes, según datos oficiales.

Esa cantidad de asegurados es también inferior a los 921.328 trabajadores inscritos en la Seguridad Social hasta noviembre de 2017, cuando registró su pico más alto en la historia.

Desde entonces se registran 165.454 asegurados menos, según esos datos.

En términos interanuales, todas las actividades registraron bajas, señaló la entidad.

El comercio fue la actividad económica más golpeada al perder 69.318 afiliados entre diciembre de 2017 y diciembre de 2018, según los registros administrativos del INSS.

El comercio cerró el año pasado con 115.648 asegurados, un 37,5 por ciento menos con respecto a lo contabilizado en diciembre de 2018, cuando sumó 184.966 asegurados.

Después del comercio, la base de afiliados del sector servicios comunales, sociales y personales fue el que tuvo mayor disminución con 36.590 trabajadores asegurados menos y su base cerró con 267.336 afiliados.

El sector financiero dejó de afiliar al INSS a 16.266 trabajadores; el de la construcción a 11.604; el agropecuario, silvicultura, caza y pesca a 10.040 asegurados; y electricidad, gas y agua a 9.574.

El sector transporte, almacenamiento y comunicaciones cerró con 6.083 asegurados menos; la industria manufactura con 6.017 menos; y minas y canteras con 685.

El Ejecutivo espera una reducción de 65.026 afiliados más al INSS en este año, según las metas planteadas en el presupuesto general de la República de 2019 por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

La economía nicaragüense se contrajo un 4 por ciento en 2018 y espera un decrecimiento de -1,01 por ciento este año, según datos oficiales.

El Gobierno calculaba, ante de la crisis sociopolítica, que la economía del país crecería en 2018 entre un 4,5 y un 5 por ciento, con una inflación acumulada que se situaría entre un 5,5 y un 6,5 por ciento.

El Banco Central actualizó su proyección y estimó que la economía crecería entre 0,5 y 1,5 por ciento, menor de lo previsto.

Nicaragua tuvo un crecimiento económico de 4,9 por ciento en 2017, con una inflación de 5,68 por ciento, según cifras oficiales.

El país sufre una grave crisis que ha dejado 325 muertos desde abril, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque algunos grupos elevan a 561 las víctimas mortales, mientras que el Ejecutivo solo reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado.