EFEManagua

Los Gobierno de Nicaragua y de Costa Rica firmaron este viernes un convenio binacional para que más de 20.000 nicaragüenses viajen al vecino país del sur para trabajar en fincas agrícolas de manera temporal.

Con la firma del convenio, en tiempos en que la pandemia de la covid-19 ha vuelto a alertar al mundo, los trabajadores nicaragüenses podrán viajar a Costa Rica "protegidos por las leyes en su salud", dijo la vicepresidenta nicaragüense, Rosario Murillo, a través de medios del Gobierno.

"Estarán saliendo a ese hermano país a trabajar y luego ingresarán de regreso con todas las medidas de protección", explicó.

El denominado "Convenio binacional para regular la contratación temporal de trabajadores nicaragüenses en Costa Rica" fue firmado en la línea fronteriza que divide ambos países por el canciller de Nicaragua, Denis Moncada, y el viceministro para Asuntos Multilaterales costarricense, Rodolfo Solano Quiroz.

De acuerdo con el convenio, Nicaragua facilitará la contratación de trabajadores para que viajen de forma temporal a Costa Rica con fines laborales.

Por su parte, Costa Rica garantizará a los obreros nicaragüenses el cumplimiento "de sus derechos humanos, laborales, de salud, de seguridad social e higiene, seguridad ocupacional, y de bioseguridad, todo, durante el ingreso, estadía en territorio (costarricense) y retorno a Nicaragua".

Aunque la migración de nicaragüenses hacia Costa Rica en busca de trabajo es frecuente, el paso transfronterizo está fuertemente restringido a causa de la pandemia.

Se espera que los trabajadores nicaragüenses se trasladen hacia Costa Rica en las próximas semanas, y permanezcan en territorio costarricense hasta la primera parte de 2021, cuando concluya la temporada de cortes de café.

El método que establecerá Nicaragua para captar a los trabajadores, y Costa Rica para trasladarlos desde la frontera, no fue divulgado.

Con más de medio millón de ciudadanos originarios de Nicaragua, Costa Rica es uno de los principales destinos de la migración nicaragüense, junto con Estados Unidos, y en menor medida Panamá y España, que a su vez son los principales países de donde se envían remesas familiares a los nicaragüenses.