EFEBruselas

El Consejo de la Unión Europea -formado por los ministros de los países miembros- acordó hoy abaratar el pago en euros en países fuera de la eurozona y fomentar el uso de la moneda única para transacciones transfronterizas.

La nueva regulación adoptada hoy "iguala el coste de pagos transfronterizos en euros entre países con moneda única y países sin divisa comunitaria y aumenta la transparencia de los cargos relacionados con servicios de conversión de moneda en la UE", anunció el Consejo en un comunicado.

Aunque ya desde el año 2002, con la puesta en marcha efectiva del euro, se cobraban las mismas tasas a los pagos en un mismo país o entre países del euro, los pagos en euros desde países fuera de la eurozona estaban sujetos a altas tasas.

Con la reforma aprobada hoy, los cargos por pagos transfronterizos en euros por servicios como transferencias de créditos, pagos con tarjeta o retiradas de efectivo serán los mismos si se hacen en euros que en la moneda local (si estás fuera de la eurozona).

Se calcula que se verán beneficiados 2.500 transacciones potenciales cada año.

También se aumentará la transparencia en los cargos de servicios de conversión de moneda y cuando los consumidores paguen en el extranjero podrán elegir entre hacerlo en moneda local o en euros y serán informados de los costes de ambas.

La mayoría de los puntos de la nueva regulación, informa el Consejo, se prevé que entren en vigor el 15 de diciembre de 2019.