EFEAsunción

El Gobierno paraguayo confirmó este martes que emisarios de Juan Guaidó ofrecieron reducir en su mitad la deuda que la petrolera estatal venezolana reclama a Paraguay, de 265 millones de dólares según Asunción, y que no se llegó a un acuerdo por entender que existía una falta de "personería jurídica" en esa recuperación de activos.

El jefe de Gabinete de la Presidencia, Juan Ernesto Villamayor, compareció ante los medios tras las informaciones divulgadas por el medio estadounidense The Washington Post sobre esos contactos para tratar la deuda entre Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y Petróleos Paraguayos (Petropar), que se remonta a 2009.

Villamayor informó que en noviembre de 2019 se produjo esa reunión en Asunción con representantes de Guaidó, al que Paraguay reconoce como presidente encargado de Venezuela, entre ellos Javier Troconis, comisionado Presidencial para la Gestión y Recuperación de Activos venezolanos.

La propuesta consistía en una quita del 50 % del capital de la deuda, de los intereses y el finiquito de la competencia de la Corte de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional (CCI), con sede en París, al que recurrió el Gobierno de Nicolás Maduro.

"Los intereses, que el Estado paraguayo desconoce, no se contemplan en el acuerdo", afirmó Villamayor, quien sostuvo que en ese momento la deuda "giraba en torno a 265 millones de dólares", por lo que su país debería pagar "algo más de 130 millones de dólares".

Sin embargo, las autoridades venezolanas consideran que la deuda es mayor, cercana a los 300 millones de dólares, con los intereses moratorios.

"OBSTÁCULO INSALVABLE"

"En derecho existe algo se llama personería jurídica, es decir uno tiene que acreditar cuál es el rol y esa acreditación en la situación particular, que lamentablemente vive hoy la hermana República de República de Venezuela, se constituye en un obstáculo insalvable", afirmó Villamayor.

Agregó que al existir "un diferendo entre la autoridad de Guaidó y el ejercicio territorial de (Nicolás) Maduro" la única audiencia mantenida con Troconi y Vidal "quedaba en aguas de borrajas" ante la imposibilidad de materializar el acuerdo.

"Quedó todo en un borrador, está desde noviembre 2019 en archivos (...), esto fue presentación, debut y despedida", reafirmó

Añadió que Troconis estaba acompañado del abogado argentino Sebastián Vidal, que según uno de los dos borradores del acuerdo propuesto se iba a llevar 26 millones de dólares en concepto de comisión.

Preguntado por los periodistas, Villamayor aseguró que ese monto debía ser asumido por PDVSA.

"Si a ellos les parece que pagan mucho o que pagan poco, que pagan bien o que pagan mal es un problema que tienen que discutir ellos, es una discusión interna de los venezolanos", matizó

TRANSPARENCIA

Villamayor dijo en esa rueda de prensa que el Gobierno no consideró necesario, dado que no hubo acuerdo, informar de esa reunión al público y a los medios paraguayos, que recogieron la información el lunes a partir de la publicación del rotativo estadounidense.

Según Villamayor, el borrador de los documentos, uno de PDVSA con Petropar y otro de la petrolera venezolana con Vidal sobre los honorarios, fueron puestos a consideración de todos los órganos de control del país.

El jefe de ministros recordó además que el proceso contencioso llevado por PDVSA ante la Corte de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional se encuentra paralizado hasta que se defina la legitimación activa del acreedor de la deuda.

El Gobierno paraguayo anunció el pasado marzo que ese ente de arbitraje congeló temporalmente su mediación después de que Paraguay solicitara esa suspensión al no reconocer al Gobierno de Maduro.

La deuda se remonta a 2009, cuando Petropar comenzó a adquirir combustible de Petróleos de Venezuela.