EFELima

El Gobierno de Perú anunció que levantará el estado de emergencia en el distrito en que se encuentra la gran mina cuprífera de Las Bambas, siempre que las comunidades que la ocupan se retiren y aseguren la paz social en la mina, informó este sábado el ministro de Comercio Exterior y Turismo, Roberto Sánchez.

"Ayer se cursó un oficio suscrito por el premier, Aníbal Torres, a comunidades formalizando la propuesta de levantar el estado de emergencia en (el distrito) Challhuahuacho y, simultáneamente, comunidades levanten sus medidas y aseguren paz social y mesa de diálogo inmediato entre las Partes", publicó Sánchez en su cuenta de Twitter al mostrar el citado oficio.

Dicho documento, que contiene la firma del primer ministro, Aníbal Torres, señala la propuesta del Ejecutivo para encaminar las demandas de la población en relación a los incumplimientos de acuerdos que se le atribuye a la empresa minera china que opera en Las Bambas (MMG).

Añade que esta medida del levantamiento del estado de emergencia en la zona iría acompañada inmediatamente por una mesa de diálogo y soluciones con un plazo de 15 días entre la empresa, comunidades, garantes y Gobierno.

"Todos los involucrados nos comprometemos a asegurar el clima de seguridad y de paz", concluye Torres.

Este viernes se celebró en Apurímac, departamento del que forma parte Challhuahuacho, una mesa de diálogo entre el Gobierno y las comunidades que acabó sin ningún acuerdo y con las negociaciones interrumpidas, puesto que Torres anunció esta condición que oficializa el documento, y que no convenció a los comuneros presentes.

"El estado de emergencia se levanta simultáneamente con el levantamiento también de las actitudes de fuerza y restableciendo la paz social, eso se hará por parte del Estado, no hay ninguna dificultad ni ningún obstáculo, y después se comienza a negociar pacíficamente", dijo Torres en la reunión poco antes de ausentarse.

Los comuneros del distrito de Fuerabamba, vecino al asentamiento minero, entraron en terrenos de la empresa el pasado 14 de abril, tras denunciar compromisos incumplidos desde 2014, cuando vendieron terrenos para las operaciones extractivas.

Esta ocupación provocó una serie de enfrentamientos, lo que hizo que el Gobierno de Perú decretara el estado de emergencia el pasado 27 de abril en los distritos de Challhuahuacho y Coyllurqui durante un periodo de 30 días, en los que la Policía Nacional asume el control con el apoyo de las Fuerzas Armadas.

La mina de Las Bambas produce el 2 % de cobre mundial y sus actividades se encuentran paralizadas precisamente por este conflicto desde el 20 de abril.