EFERío de Janeiro

La estatal petrolera Petrobras, la mayor empresa de Brasil, cuestionó este lunes al Gobierno de Jair Bolsonaro si era cierto o no que se estaban adelantando estudios para privatizar la compañía.

La indagación de Petrobras se dio tras conocer que el Ministerio de Economía pretendía presentar un proyecto de ley para vender los títulos que tiene el Estado de la empresa y perder así el control que actualmente posee como accionista mayoritario.

Mediante un hecho relevante, la compañía petrolera informó que a través del Ministerio de Economía le había preguntado al Estado -su accionista controlador- "sobre la existencia o no de tales estudios".

A la noticia, que fue revelada por la cadena de noticias CNN, se sumaron las declaraciones del mandatario brasileño durante una entrevista radial en la que aseguró que el tema de la privatización de Petrobras "estaba en el radar", aunque reconoció que es una operación complicada.

El asunto ha tomado fuerza desde el jueves pasado cuando el líder ultraderechista afirmó tener "ganas" de privatizar a Petrobras en medio de las críticas que viene recibiendo por la fuerte alza en los precios de los combustibles, en especial la gasolina, que se ha trepado un 40 % en los últimos 12 meses.

La declaración del presidente coincide con la del ministro de Economía, Paulo Guedes, quien afirmó en la última semana que con la venta de parte de la participación que tiene el Estado en la petrolera se podrían financiar programas sociales a familias en condiciones de vulnerabilidad.

La noticia de hoy disparó las acciones preferenciales y ordinarias de Petrobras un 6,8 % y un 6,1 %, respectivamente, y llevó a la Bolsa de Sao Paulo a recuperar parte del terreno perdido la semana anterior, al avanzar un 2,3 %.