EFESao Paulo

La petrolera estatal brasileña Petrobras se adjudicó este viernes la subasta para los derechos de comercialización de 55,7 millones de barriles de crudo en 4 lotes de una reserva explotada por la propia compañía y que pertenecen al Estado a través de su empresa pública PreSal Petróleo (PPSA).

"Los activos salieron en la primera etapa y eso es muy prometedor", declaró al dar el martillazo final de la subasta el presidente de PPSA, Eduardo Gerk, quien calculó que la operación le rendirá al Estado casi 25.000 millones de reales (unos 4.488 millones de dólares).

En la disputa de los 4 lotes estaban también la empresa china CNODC y la francesa TotalEnergies, mientras que en los otros 3 se encontraban habilitadas la española Repsol, la noruega Equinor y la portuguesa Petrogal.

No obstante, Repsol y Equinor no enviaron representantes y la subasta de la "Tercera Licitación de Petróleo de la Unión", realizada de manera presencial en la bolsa de Sao Paulo, quedó para las otras 4 multinacionales.

La mayor pugna fue para el cuarto y último lote, el del Área de Desarrollo de Mero, con 43,4 millones de barriles incluidos en un contrato de 36 meses, y que llevó a Petrobras y CNODC a una cerrada disputa que terminó con una oferta superior por parte de la brasileña.

Petrobras ofertó 52 reales (unos 9,3 dólares) por metro cúbico sobre la tarifa inicial fijada por la Agencia Nacional de Petróleo, Gas Natural y Biocombustibles (ANP, regulador), frente a 51 reales (unos 9,1 dólares) de CNODC y 20 reales (unos 3,5 dólares) de TotalEnergies.

Las 6 empresas inscritas pujaban por la comercialización de cargas de crudo de propiedad del Estado brasileño provenientes de 4 campos del presal, el horizonte de explotación descubierto en aguas muy profundas del Atlántico por debajo de una capa de sal de dos kilómetros de espesor.

Todas las compañías, que a excepción de Petrogal ya actúan en el presal en diversos consorcios de explotación, se presentaron a título individual, a pesar de que el pliego de condiciones de la licitación permitía la conformación de consorcios.

En cada área fueron ofrecidos contratos de diferentes plazos que pueden ser de 24, 36 y hasta 60 meses.

El primer lote, de 6,6 millones de barriles en Buzios y con plazo de 36 meses, fue rematado por Petrobras con 65 reales (unos 11,6 dólares) de agio por metro cúbico, que superó los 64 reales (unos 11,4 dólares) de CNODC y los 3 reales (unos 0,53 dólares) de TotalEnergies.

La disputa de los 2,4 millones de barriles del lote de Sapinhoá y de los 3,3 millones de Tupí, fueron vencidas por Petrobras en disputa solamente con TotalEnergies, debido a que las otras empresas desistieron a última hora de ofertar.

Los contratos de asociación con el Estado para la explotación de petróleo en las reservas del presal le dejarán al país 285.000 millones de dólares en 10 años, informó el Gobierno.

El valor incluye los ingresos por regalías (92.000 millones de dólares), lo que se recaude por impuestos (77.000 millones de dólares) y las ganancias que deje la comercialización del petróleo que le corresponde al Estado por los contratos de asociación (116.000 millones de dólares), de acuerdo con los cálculos de PPSA.