EFENueva York

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) subió este viernes un 1,3 % y se situó en 59,20 dólares el barril al cierre del mercado, en lo que es su mejor semana desde junio justo cuando la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) anunció nuevos recortes de suministro.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros de WTI para entrega en enero avanzaron 0,77 dólares respecto a la sesión previa del jueves.

Los futuros del West Texas Intermediate subieron así acercándose a los 60 dólares el barril cuando la OPEP y sus aliados acordaron profundizar los recortes de producción de petróleo en 500.000 barriles por día hasta marzo de 2020.

Esto representa un recorte de producción total de 1,7 millones de barriles por día.

La confirmación de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus socios, incluido Rusia, retirarán del mercado medio millón de barriles diarios a partir de enero impulsó la cotización del crudo texano.

El cártel petrolero decidió reajustar su nivel conjunto de producción para "equilibrar el mercado" y evitar que el crudo se abarate por un exceso de oferta.

La duración del acuerdo fue una de las incógnitas clave. El viernes, la OPEP dijo que se reuniría nuevamente el 5 y 6 de marzo. El cartel generalmente se reúne cada seis meses, por lo que el anuncio había llevado a creer que el mayor recorte solo se extendería hasta el primer trimestre.

En este contexto, los contratos de futuros de gasolina con vencimiento en enero subieron casi dos centavos hasta los 1,64 dólares el galón, y los de gas natural con vencimiento el mismo mes restaron más de nueve centavos hasta 2,33 dólares por cada mil pies cúbicos.