EFEMéxico

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, subrayó este domingo la importancia de rescatar a Petróleos Mexicanos (Pemex) al señalar que esta empresa estatal tiene que convertirse en "la palanca del desarrollo nacional".

"Estamos convencidos de la importancia de rescatar a Pemex, porque si rescatamos a Pemex, si rescatamos al sector energético, se va a rescatar a México, a nuestro país", dijo López Obrador al visitar la refinería de Salamanca, localizada en el central estado de Guanajuato.

El Gobierno de López Obrador desarrolla una política de respaldo a Pemex a fin de elevar la producción diaria de crudo y rehabilitar las refinerías del país, además de la que será construida, para alcanzar la suficiencia en gasolinas.

Con ese objetivo, el Gobierno mexicano destinará este año a Pemex recursos adicionales por 100.000 millones de pesos (5.263 millones de dólares) comparados con los que recibió el año pasado.

"Pemex tiene que ser las palanca para el desarrollo nacional. Esto nos distingue porque había la intención de desmantelar a Pemex y a todo el sector", señaló López Obrador.

El mandatario reiteró su crítica a la política de los Gobiernos anteriores que apuntaban a destruir la industria petrolera y aseguró que su plan es dotarla des recursos suficientes los tres primeros años de su Gobierno.

"Hasta el 2021, nosotros apoyando a Pemex, una vez que se consolide, el 22, 23 y 24, PEMEX apoya y se convierte en palanca del desarrollo nacional, ese es el propósito que tenemos", dijo el presidente mexicano.

López Obrador sostuvo que las Administraciones anteriores "se esmeraron" en acabar con las industrias petrolera y eléctrica" pero "no les dio tiempo" porque llegó su victoria en las urnas el 1 de julio de 2018.

El presidente ha recordado que la producción petrolera estaba en declive y que todo estaba abandonado: "Como que había ese propósito y con saña estaban actuando para destruir esta industria nacional tan importante".

Aseguró que cuando en 2013 se hizo la reforma petrolera (en el Gobierno de Enrique Peña Nieto) se hablaba de que para estos tiempos la producción sería de 3 millones de barriles diarios y en enero pasado la misma fue de 1,6 millones.

López Obrador sostuvo que ninguno de los contratos entregados a las empresas privadas, mexicanas y extranjeras, no han dado resultados y por tanto no se ha producido ni un solo barril de crudo. "Son 107 contratos que representan el 20 % del área petrolera del país", explicó.

El presidente confirmó que la inversión tiene como destino la explotación de campos petroleros en tierra y en aguas someras con lo que se tienen la seguridad de levantar la producción y llevarla a una cifra de 2,7 millones de barriles diarios para el 2024.

Señaló que las seis refinerías con las que México cuenta actualmente trabajaban en promedio al 30 % de su capacidad. cuando a nivel mundial la media de eficacia está arriba del 90 %.