EFEMadrid

El presidente del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), Sergio Díaz-Granados, se mostró este miércoles tranquilo ante el posible giro a la izquierda de varios países latinoamericanos en las elecciones que se celebran este año, entre ellos Colombia y Brasil.

En un desayuno informativo organizado en la Casa América de Madrid, el exministro colombiano de Comercio, Industria y Turismo durante el Gobierno de Juan Manuel Santos (2010-2018), aseguró no estar "preocupado" y valoró que la mayoría de los países de la región mantenga sistemas democráticos con elecciones libres.

Consultado por las elecciones de Colombia del próximo domingo y de Brasil en octubre de este año, cuyas encuestas lideran los candidatos de izquierda, se limitó explicar que desde su institución no hablan "sobre las decisiones de cada país".

"Tenemos que tener una conversación aterrizada en los países con los nuevos Gobiernos para ver cuáles son las prioridades, no es la primera vez que lo hacemos, llevamos desde 1968", añadió.

Pese a que no quiso entrar en materia, incidió en el que no le preocupan "los cambios en política" e indicó que "el hecho de que haya sistemas democráticos es lo más básico de todo y cada sociedad define a quién quiere tener al frente de su Gobierno".

AGENDA VERDE, CENTRAL PARA CAF

Díaz-Granados, de visita en España, donde mantendrá una "agenda muy activa" para "reafirmar el compromiso" de ese país con el banco y "visualizar los próximos ocho años" de la relación, subrayó la importancia de la agenda verde dentro de la política de la institución.

"La capitalización de CAF se hizo pensando en eso también, hemos venido impulsando ese mensaje, vamos a estar reafirmando el compromiso de España con CAF que es un importante socio en financiamiento verde, transición energética y protección de la diversidad", manifestó.

El colombiano apuntó a que no habrá "solución climática sin América Latina" debido a que la región posee el "35% de los bosques", la "mejor tecnología para capturar el carbono" y asegurar "la seguridad alimentaria".

"La apuesta con España va en ese sentido, seguimos aún en la pandemia y ya están apareciendo nuevos desafíos, como la guerra en Ucrania y la inflación, sumado al estrés que va a causar esto en muchas regiones, pero tenemos una oportunidad de responder mejor desde América Latina", continuó.

El colombiano explicó que la institución no se he planteado llevar a cabo proyectos específicos para proteger a los líderes medioambientales de la región pero sí para "acompañar a una comunidad muy activa de jóvenes para ser mucho mas activos" en temas de medio ambiente.

Por ello, la próxima semana lanzarán un diplomado sobre "gobernabilidad y educación para líderes y gerentes" para latinoamericanos de entre 25 y 35 años y acaban de firmar con el Vaticano un "compromiso" para trabajar con "los jóvenes líderes ambientales que están todos los días haciendo un gran esfuerzo por proteger el medio ambiente".

LA GUERRA EN UCRANIA, UN SALDO "NEGATIVO" PARA LA REGIÓN

El presidente se refirió al impacto que la guerra en Ucrania está teniendo para los países latinoamericanos y aseguró que "el neto es negativo".

"Habrá países que se van a ver más afectados como Brasil que produce fertilizantes, o los caribeños que exportan combustible, también los que tienen su economía dolarizada tendrán mayor riesgo y dificultad por la interrupción del comercio", analizó.

También "los que dependen de materias primas para la producción agroindustrial" se verán afectados por el conflicto en Europa o por posibles cambios en la relación entre Estados Unidos y China, por lo que la región deberá "buscar países para reemplazar" a esos proveedores.

"Hay quien ve oportunidades, pero yo no veo oportunidades en la guerra, solo hay perdedores, en el caso de América Latina estamos viendo como ajustamos la región a la realidad, porque va a tener efectos a largo plazo", aseveró.