EFESan Salvador

El salvadoreño César Valiente Sageth, un joven productor de cacao, apuesta por crear chocolate de excelencia en un espacio agroecológico, amigable con el medioambiente y donde se dé valor agregado a la producción de cacao fino y de aroma.

Valiente Sageth, de 35 años, amplió y enriqueció sus conocimientos sobre la producción de cacao en el diplomado virtual "Cultivo, Postcosecha, Procesamiento y Comercialización de cacao bajo sistemas Agroforestales", que fue impartido por el Centro de Capacitación, Innovación y Producción Popayán Priva.

El diplomado se llevó a cabo entre el 31 de agosto y el 16 de octubre pasado y también contó con sesiones presenciales en campo que estuvieron coordinadas por el equipo técnico del Proyecto Alianza Cacao de El Salvador y CLUSA, una entidad no gubernamental que se dedica a transferir conocimientos sobre agricultura orgánica.

Los expertos que impartieron el diplomado son especialistas de El Salvador, Honduras, Guatemala, Nicaragua, Costa Rica y Colombia.

"El diplomado vino a ampliar nuestros conocimientos con las herramientas técnicas y diferentes procesos que pudimos adquirir durante estos meses (...) ha sido fundamental para nosotros, ya que a veces creemos haber estado haciendo lo correcto y cuando vemos la parte teórica con la práctico nos damos cuenta que siempre fallamos en algo", dijo a Efe el productor de cacao.

Valiente Sageth es socio y administrador de la finca Cacao Bros, ubicada en el municipio de Jayaque (centro), un emprendimiento que comparte con cinco amigos.

La finca tiene 777 árboles de cacao, combinados con árboles forestales, frutales y hortalizas, y cuenta con tres variedades de cacao que son: criollo, forastero y trinitario.

El terreno posee 3 manzanas (2.094 hectáreas) de árboles de cacao junto con árboles de plátano y guineo (banano), los cuales están en proceso de desarrollo, y posee 2 reservorios de agua.

"Un árbol de cacao no es solo productivo económicamente, sino al medioambiente, que es la parte fundamental que nosotros valoramos mucho, el cuidado a la flora y a la fauna (...) queremos no solo ser una finca o una marca reconocida, sino realmente ser una finca eficiente agroecológicas, amigable con el medioambiente y ser competitivos para un chocolate de excelencia", comentó.

Señaló que entre las planes del emprendimiento también está abrir su propio laboratorio y comercializar "chocolate de calidad".

Con el emprendimiento el joven productor y sus asociados, generan siete empleos y su meta, según comentó, es generar más empleo en su comunidad que "no solo sea una finca agroforestal orgánica, sino también tener incorporada la parte social con los empleados y ser equitativo con el equipo de trabajo".

El productor estudia una licenciatura en Teología, tiene estudios como técnico de control de calidad y logística, y diplomados en seguridad ocupacional.

OPORTUNIDADES PARA EXPANDIR CONOCIMIENTOS

Los jóvenes participantes en el diplomado son hijos de productores y miembros de equipos técnicos de las cooperativas de El Salvador.

Los participantes recibieron una beca completa de Rikolto - entidad que impulsa oportunidades innovadoras para el desarrollo de una agricultura sostenible e inclusiva-.

Las becas fueron financiadas por la Fundación Collibrí de Bélgica y la Agencia de Cooperación Suiza para el Desarrollo (Cosude) a través del Proyecto de Gestión de Conocimiento de la Cadena de Valor del Cacao en Centroamérica (Gescon).

Valiente Sageth dijo sentirse "privilegiado" por una beca brindada por Rikolto y "satisfecho" de haber ampliado sus conocimientos, que ya le están "ayudando a dar un mejor desempeño en la finca y así sacar un cacao de excelencia".

La Fundación Collibrí del Grupo Colruyt de Bélgica invierte en proyectos educativos alrededor del mundo para fortalecer las capacidades técnicas y empresariales de los jóvenes vinculados a cadenas de productos alimenticios sostenibles.

Uno de los objetivos de Rikolto es fomentar la colaboración entre todos los actores para abordar los retos de la juventud en la cadena del cacao con un enfoque integrado.

En el diplomado se logró la vinculación con otros programas y organizaciones como Alianza Cacao El Salvador, Clusa y la Mesa Nacional de Cacao de El Salvador, lo que permitió realizar intervenciones más estructurales en la cadena de cacao y fortalecer al relevo generacional, según la coordinadora del proyecto Gescon, Ninoska Hurtado.