EFEPanamá

Sindicatos panameños protestaron este martes frente al Ministerio de Trabajo contra la supuesta "vulneración" de los derechos laborales por parte del Gobierno durante la pandemia del COVID-19, y exigieron un bono de 500 dólares para afectados.

"Una serie de decretos promulgados en Panamá vulneran parte de los derechos de los trabajadores, sus puestos, estabilidad y seguridad", dijo a EFE el secretario general del poderoso Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs), Saúl Mendéz.

Alrededor de unos 200 manifestantes se presentaron esta mañana frente al Ministerio de Trabajo, ataviados con mascarillas y sosteniendo pancartas que decían "Que renuncie la Ministra de Trabajo ya" o "Bienvenidos a la nueva normalidad impuestos por los empresarios y el Gobierno", y marcharon por las cercanías.

Reclamaron por los contratos suspendidos por la pandemia del COVID-19, que según cifras oficiales afectan a 200.000 personas.

El mecanismo de la suspensión de contrato permite a las empresas interrumpir la actividad laboral y con ello el salario del trabajador, que ello signifique su despido.

Méndez denunció además que "hay una ofensiva por parte de la patronal, y el Gobierno parece estar complaciente, con posibles reformas de flexibilización del Código de Trabajo", una legislación que establece fuertes limitaciones a la contratación de mano de obra extranjera.

LOS BONOS "NO RESUELVEN LOS PROBLEMAS DE LOS AFECTADOS"

El líder del principal sindicato del país explicó que los bonos de 80 dólares mensuales que entrega el Gobierno a los afectados por el confinamiento obligatorio para frenar el COVID-19, "no resuelven los problemas de los trabajadores con contratos suspendidos", por lo que exigen que sea 500 dólares.

Desde principios de la pandemia el Gobierno de Panamá puso en marcha el plan "Panamá Solidario", que incluye la entrega de bolsas con alimentos básicos y el bono de 80 dólares mensuales.

"Hay trabajadores a los que no les ha llegado el bono", sostuvo Méndez.

El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, dijo el lunes que un total de 621.792 panameños están recibiendo las ayudas del Plan panamá Solidario, entre ellos 77.730 personas cuyos contratos fueron suspendidos y artesanos registrados en el Ministerio de Cultura que obtendrán el beneficio a partir de este martes.