EFELima

La multinacional española Telefónica alista en Perú el despido colectivo de 580 trabajadores después de que otro grupo de más de 250 se haya acogido al plan de retiro voluntario ofrecido por la empresa, según informaron este viernes a la Agencia Efe fuentes de la compañía.

Este cese colectivo fue anunciado por Telefónica a sus trabajadores después de que el Ministerio de Trabajo de Perú le declarara improcedente por cuestiones de forma un primer expediente de despidos que abarcaba a 844 trabajadores.

Ese primer proceso, iniciado "ante la falta de disposición de las organizaciones sindicales a dialogar", fue rechazado por incumplir requisitos en la forma de presentar la documentación, mas no en la razón de fondo del cese colectivo, según Telefónica.

La empresa destacó que la autoridad administrativa de trabajo no cuestionó las razones de los ceses, por lo que anticipó que volverán a presentar un nuevo expediente con los cambios exigidos y las interpretaciones planteadas por el Ministerio.

Antes de eso, los trabajadores afectados tendrán hasta el 15 de junio para acogerse al plan de retiro voluntario ofrecido por la compañía, como ya lo hicieron más de 250 de los 844 empleados contemplados dentro de este proceso.

INDEMNIZACIONES DE HASTA 60 SUELDOS

Ese plan contempla compensaciones económicas según el tiempo trabajado en la empresa, seguro médico privado y un programa de transición laboral de seis meses.

Las indemnizaciones alcanzan los 60 sueldos, equivalentes a cinco años de remuneraciones, para los trabajadores que tengan un promedio de 58 años de edad y lleven en la empresa unos 32 años trabajados.

Los que llevan unos 17 años en la compañía pueden recibir hasta 46 remuneraciones, mientras que los que cuenta con doce años trabajados podrán beneficiarse de hasta 36 remuneraciones, equivalente a tres años de sueldo.

Según la empresa, estas compensaciones están por encima de lo que señalan las normas laborales de Perú, que establecen una indemnización máxima de 12 sueldos.

Por su parte, la Federación de Trabajadores del Sector Comunicaciones del Perú (Fetratel) acusó en varios comunicados a la empresa de no querer presentarles distintas informaciones de carácter económico, financiero y social, lo que consideró que "contradice los motivos del cese colectivo".

"TRANSFORMACIÓN" EMPRESARIAL

Durante 2018 y 2019, Telefónica del Perú ya había propuesto planes de retiro voluntario con compensaciones económicas y prestacionales, a modo de paso previo a diversos ajustes dentro de su transformación.

El propósito de la dirección de la empresa con este cese colectivo es "enfrentar los desafíos actuales para asegurar su sostenibilidad y relevancia en el mercado peruano".

A finales de 2019, Telefónica decidió dar un giro en su estrategia global y desprenderse de la mayoría de sus filiales en Latinoamérica para concentrarse fundamentalmente en cuatro mercados: España, Alemania, Reino Unido y Brasil.

Telefónica, que cuenta en Perú con cerca de 20 millones de clientes, opera en el país desde 1994, tiempo en el que realizó inversiones por valor de 8.000 millones de dólares para desarrollar la infraestructura de telecomunicaciones a nivel nacional.