EFEMiami

Un vuelo de la compañía Spirit Airlines que partirá este miércoles desde el Aeropuerto Internacional de Fort Lauderdale-Hollywood (FLL) será el primero internacional en llegar a Guayaquil desde que Ecuador cerró sus fronteras a mediados de marzo por el COVID-19.

También será el primer vuelo comercial de Spirit Airlines a Latinoamérica desde que estalló la pandemia, aunque desde abril ha realizado vuelos humanitarios de repatriación de personas varadas en Estados Unidos a Honduras y otros países.

"Después de varios meses sin servicio a Guayaquil, debido al cierre de fronteras, estamos orgullosos de darle la bienvenida a la ruta de nuevo y ser la primera aerolínea operando vuelos comerciales en Guayaquil", dijo Camilo Martelo, director de Aeropuertos Internacionales de Spirit Airlines.

"A medida que la demanda de viajes aumente, seguiremos ofreciéndole más opciones de vuelos a nuestros pasajeros", dijo Martelo en una ceremonia en el aeropuerto con motivo de la salida del avión rumbo a Guayaquil, que está prevista para las 19 horas (23.00 GMT).

Al acto asistió el alcalde de Fort Lauderdale, Dale Holness.

Los directivos de Spirit anunciaron que en junio van a ofrecer vuelos a 32 destinos, frente a los 13 de mayo, y para julio esperan haber llegado a 47 destinos.

La aerolínea con sede en el sur de Florida operará en junio tres vuelos semanales (lunes, miércoles y viernes) entre el Aeropuerto Internacional José Joaquín de Olmedo en Guayaquil (GYE) y el aeropuerto de Fort Lauderdale.

Ángel Córdova, gerente de TAGSA, la compañía de la terminal de la ciudad en la costa del Pacífico, dijo en un comunicado que "para el Aeropuerto de Guayaquil, este vuelo tiene mucho significado porque, con él, los cielos de América Latina y Ecuador abren nuevamente sus puertas al mundo para vuelos comerciales y estamos muy optimistas por ello".

Spirit inició su servicio desde Fort Lauderdale hacia Guayaquil en el año 2018.

Desde el 29 de febrero hasta el 2 de junio Ecuador ha acumulado 40.414 casos y 3.438 decesos por COVID-19 confirmados por las autoridades y la provincia de Guayas, a la que pertenece Guayaquil, es el principal foco, con 14.128 positivos y 1.418 fallecidos.

La ciudad costera que hace dos meses fue escenario de una crisis por el desbordamiento del sistema sanitario y funerario en plena pandemia, en la actualidad "bajó la ocupación hospitalaria dramáticamente", según informó del Gobierno esta semana.