EFEWashington/Nueva York

Una jueza federal falló este miércoles en contra de la compañía de procesadores Qualcomm por restringir la competencia y utilizar su posición dominante para cobrar licencias, lo que hoy ha provocado una caída del 10,86 % de las acciones de la compañía en bolsa.

"Las prácticas de Qualcomm han estrangulado la competencia" en aspectos clave del mercado de procesadores, han dañado a rivales y a los consumidores en el proceso, indica la jueza federal Lucy Koh, del distrito de San Jose, en California, informan medios locales.

También indicó que la empresa había cobrado licencias excesivas por su patentes y de esta forma había conseguido eliminar a rivales, por lo que Qualcomm deberá renegociar los acuerdos con sus clientes y prohibió además tratos exclusivos.

Con este fallo la jueza se pone del lado de la Comisión Federal de Comercio (FTC, en inglés), que presentó una demanda antimonopolio contra Qualcomm en 2017.

Qualcom rechazó este miércoles la decisión judicial y anunció en un comunicado que llevará el caso ante la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito en San Francisco.

"Estamos en claro desacuerdo con las conclusiones de la juez, su interpretación de los hechos y su aplicación de la ley", dijo el vicepresidente ejecutivo de Qualcomm, Don Rosenberg.

La empresa es líder en el sector de los procesadores para dispositivos inalámbricos y clave para el desarrollo de la nueva generación de conexión 5G, y no es la única batalla judicial en la que ha estado inmersa la compañía.

El pasado mes de abril, Apple y Qualcomm pusieron fin a sus disputas relacionadas con patentes en varias zonas del mundo, especialmente en China y EEUU, con el pago de al menos 4.500 millones de dólares al fabricante de chips.

Durante varios años, Qualcomm fue el proveedor de chips para iPhone, una relación comercial que se deterioró con el tiempo y que Apple finalmente rompió por completo el año pasado, cuando dejó de usar microprocesadores de esa compañía para su nuevo modelo XS.

En este contexto, las acciones de la compañía, implicada también en el pulso contra Huawei en cumplimiento del mandato de seguridad nacional, han caído finalmente este miércoles un 10,86 %.