EFENueva York

Wall Street ha cerrado en rojo por segunda jornada consecutiva, tras una buena racha de cinco días de ganancias, que había estado favorecida por el acuerdo alcanzado el día 9 entre Washington y México y que supuso la no aplicación de nuevos impuestos arancelarios.

A la jornada de discretas pérdidas del martes, se sumó la de hoy, miércoles, en la que los índices se vieron influidos por el mal comportamiento de los bancos, las tecnológicas y las energéticas.

El Dow Jones de Industriales llegaba al tañido de la campana con una caída del 0,17 %, mientras que el selectivo S&P 500 retrocedía un 0,20 % y el mercado Nasdaq un 0,38 %.

Las pérdidas de las tecnológicas se concentraron especialmente en los fabricantes de chips y semiconductores, presionadas después de que un analista de Evercore ISI dijera que la recuperación de este sector probablemente se retrasará hasta la segunda mitad de 2020, según informó el canal CNBC.

Estas pérdidas se veían reflejadas en el cuadro donde se aglutinan los sectores, donde el enérgico (-1,44 %), el financiero (-0,95 %) y el tecnológico (-0,58 %) cerraron como los farolillos rojos.

Los datos del Departamento de Energía sobre los inventarios de crudo en EE.UU. hasta la semana del 7 de junio, que aumentaron de manera inesperada en 2,2 millones de barriles, afectaron negativamente al precio del petróleo de Texas, que sufrió una fuerte caída del 4 %.

Los analistas, que esperaban un descenso de las existencias en torno al medio millón de barriles, interpretaron estas cifras como una posible señal sobre la reducción de la demanda global, un temor que nunca se disipa en Wall Street, que no puede disimular su nerviosismo cada vez que aparece una nueva señal que podría apuntar a una desaceleración de la economía y del comercio internacional.

Otros factores que siguen marcando las transacciones de valores son la disputa comercial entre Estados Unidos y China, así como la posición que la Reserva Federal (Fed) pueda tomar sobre los tipos de interés.

El presidente Donald Trump dijo ayer, martes, que está retrasando las negociaciones con China hasta que Pekín acepte volver a los términos de las negociaciones establecidas anteriormente en las negociaciones comerciales, lo que aumenta las inquietudes de los inversores y analistas.

En la otra cara, las expectativas de que la Fed pueda decidir una reducción de los tipos de interés para estimular el crecimiento, mantienen altos los ánimos de los inversores.

En este contexto, en el grupo de 30 componentes del Dow Jones, destacaba el descenso de Goldman Sachs (-2,32 %), por delante de Cisco (-2,19 %), Walgreens Boots (-1,44 %) y JPMorgan Chase (-1,27 %).

En contrapartida, las mayores alzas eran para Johnson & Johnson (1,36 %), Pfizer (0,96 %), Verizon (0,96 %) y United Technologies (0,92 %).