EFENueva York

Wall Street cerró en verde este lunes y su principal indicador, el Dow Jones de Industriales, subió un 1,51 % tras una jornada marcada por las expectativas de que pronto se apruebe un nuevo paquete de estímulo en Estados Unidos.

Al término de las operaciones en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones sumó 410,10 puntos y se situó en 27.584,06 unidades, impulsado por grandes cotizadas como Boeing (6,49 %), Dow Inc (3,15 %), Intel (2,98 %) y Chevron (2,92 %).

El selectivo S&P 500 ascendió un 1,61 % o 53,14 puntos, hasta 3.351,60 unidades; y el índice Nasdaq fue el que más progresó, un 1,87 % o 203,96 puntos, hasta 11.117,53 unidades.

Por sectores, las mayores ganancias fueron para las empresas energéticas (2,33 %), financieras (2,27 %), de bienes no esenciales (2,18 %) y tecnológicas (1,85 %).

La gran banca fue una de las beneficiadas de la jornada, con notables subidas para JPMorgan (3,88 %), Bank of America (2,55 %) y Goldman Sachs (2,11 %).

La sesión avanzó en medio de esperanzas de que se produzcan avances en la negociación de legisladores demócratas y republicanos en el Congreso para aprobar un nuevo paquete de estímulo contra el impacto de la pandemia de coronavirus.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo ayer domingo que los demócratas preparan un paquete en torno a 2,4 billones de dólares, más pequeño de lo estimado inicialmente y que incluye ayudas al desempleo y préstamos para pequeñas empresas, entre otras cosas.

El parqué neoyorquino tiene en el punto de mira esta semana el debate presidencial entre el presidente Donald Trump y el candidato demócrata a la Casa Blanca Joe Biden, el martes, y los datos mensuales de empleo, el martes.

En el plano corporativo, los inversores premiaron este lunes la fusión anunciada por las petroleras Devon Energy y WPX, que subieron un 11,05 % y un 16,89 %, respectivamente.

Asimismo, Amazon subió un 2,55 % tras anunciar que celebrará su jornada de descuentos "Prime Day" a lo largo de dos días en octubre.

En otros mercados, el petróleo de Texas cerró con un alza del 0,9 %, hasta 40,60 dólares el barril, contagiado por el optimismo del mercado bursátil pese a la preocupación por el impacto de la COVID-19 en la demanda global.

Al cierre de Wall Street, el oro subía a 1.887,10 dólares la onza; el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años repuntaba al 0,661 % y el dólar se depreciaba frente al euro, con un cambio de 1,1664.