EFENueva York

Wall Street cerró este viernes en terreno mixto con un descenso del 0,57 % de su indicador de referencia, el Dow Jones de Industriales, pero el Nasdaq consiguió alcanzar un nuevo máximo histórico en la última jornada de una semana que se ha visto animada por las expectativas de buenos resultados empresariales de las grandes tecnológicas.

Al cierre de la sesión en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones de Industriales bajó 179,03 puntos, hasta situarse en 30.996,98 unidades lastrado por empresas como International Business Machines (-9,91 %), Intel (-9,29 %) y United Health Group (-2,01 %).

El S&P 500 tampoco consiguió terminar en verde y descendió un 0,30 % o 11,60 unidades hasta los 3.841,47 puntos después de haber marcado un récord en la jornada anterior, pero el Nasdaq, que aglutina las empresas tecnológicas, avanzó un leve 0,09 % o 12,15 enteros hasta los 13.543,06 para alcanzar un nuevo máximo histórico.

Por sectores, la mayoría de ellos cerraron la sesión en negativo, encabezados por el financiero (-0,72 %), el energético (-0,5 %), y el industrial (-0,5 %), mientras que sólo tres de ellos acabaron con ganancias: el inmobiliario (0,31 %), el de servicios públicos (0,17 %) y el de telecomunicaciones (0,12 %).

Pese a la jornada mixta del viernes, las previsiones de unos buenos resultados empresariales por parte de las grandes compañías tecnológicas han impulsado al parqué neoyorquino durante buena parte de la semana, por lo que el Nasdaq registró un ascenso semanal de, 4,2 %, que en el caso de S&P fue del 1,9 % y en el del Dow del 0,6 %.

Entre estos gigantes de la tecnología se encuentra Apple, que avanzó este viernes un 1,6 %, llevando su subida semanal al 9,4 %, mientras que Facebook y Microsoft progresaron un 9,2 % y un 6,3 % respectivamente desde el martes hasta el viernes, dado que el lunes la bolsa permaneció cerrada por tratarse de una jornada festiva en EE.UU.

"Al contrario que en los inicios del mes, el avance de esta semana ha estado liderada por los gigantes tecnológicos", explicó el jefe de inversiones de UBS, Mark Haefele, en una nota.

"Los potentes resultados de Netflix y sus planes de devolver fondos a sus accionistas apoyaron un rally de cara al resto de los informes financieros", agregó.

Sin embargo, los inversores también han estado volviendo a analizar el plan de estímulo económico de 1.900 millones de dólares del nuevo presidente de EE.UU., Joe Biden, y su ambicioso plan para luchar contra el coronavirus.

En otros mercados, el petróleo de Texas bajó a 52,27 dólares el barril y al cierre de Wall Street, el oro descendía a 1.853,20 dólares la onza; el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años cayó al 1,087 % y el dólar perdía terreno frente al euro, con un cambio de 1,2167.