EFENueva York

Wall Street siguió este jueves sintiendo los efectos de la guerra comercial que protagonizan China y EE.UU., y sus tres principales indicadores registraron un marcado descenso por el temor del mercado de que el enfrentamiento desemboque en una ralentización de la economía a nivel global.

Los tres índices se dejaron más de un 1 por ciento, aunque encabezaba las pérdidas por un importante margen el Nasdaq, que acumula un buen número de compañías tecnológicas, un sector especialmente afectado por el conflicto tras las recientes medidas tomadas por Ee.UU. frente a la china Huawei.

Mientras que el Nasdaq caía un 1,58 por ciento, el S&P 500 retrocedía un 1,19 por ciento y el Dow Jones de Industriales un 1,11 por ciento, aunque este último es el que más se ha visto afectado los últimos tres meses, periodo durante el cual acumula un descenso del 1,39 por ciento.

En sólo dos días, el Dow ha perdido ya más de 380 puntos en un momento en el que los expertos apuntan que los inversores se están empezando a dar cuenta de que la guerra comercial va a durar bastante más de lo que se pensaba.

Pero el parqué neoyorquino no fue el único afectado de la jornada, ya que el petróleo y los bonos también sufrieron una fuerte caída en la jornada del jueves, en la que el crudo de Texas se devaluó un 5,7 por ciento y la rentabilidad de los bonos a 10 años cayó a mínimos no vistos desde octubre de 2017.

"El panorama del mercado está más gris que nunca", dijo uno de los directores ejecutivos de JP Morgan, Adam Crisafulli, que apuntó además que los datos que están publicando países por todo el mundo indica que la subida experimentada en la economía a principios de este año "se está extenuando".

En concreto, Wall Street se vio arrastrado hoy por datos de a firma de información económica IHS Markit, que situaba la actividad manufacturera de EE.UU. de este mes en niveles mínimos desde septiembre de 2009.

Además, las acciones de Apple cayeron hoy otro 1,7 por ciento después de que analistas de UBS rebajaran el precio al que deberían estar sus acciones desde los 235 dólares a los 225, mientras que otras tecnológicas como Qualcomm, Xilinx y Micron retrocedieron más de un 1,5 por ciento.