EFEMadrid

La actriz Demi Moore ha formado parte del elenco de modelos que ha presentado la colección primavera-verano 2021 de alta costura de Kim Jones para la firma italiana Fendi, un desfile "fashion film" con asientos vacíos en el que también han participado Naomi Campbell, Kate Moos, su hija Lila y Bella Hadid.

"Cumpliendo un sueño adolescente ... ¡Gracias Kim Jones por invitarme a abrir el show de Fendi SS21 ¿Felicidades por un debut tan hermoso y mágico!", ha escrito la protagonista de "Indecent Proposal" ("Una proposición indecente" en España).

Pero si algo ha llamado la atención de su aparición, luciendo unos pendientes maxi, un top en V de generoso escote que ocultaba sus manos y una falda ceñida, ha sido su rostro, cincelado estéticamente.

Un detalle que no ha pasado desapercibido en las redes sociales con miles de comentarios muy poco favorables, especialmente, porque en alguna ocasión la actriz no se mostraba partidaria de los retoque estéticos.

Kim Jones llegó a la firma tras el fallecimiento de Karl Lagerfeld y cuenta con el apoyo de la casa italiana que no ha dudado de rodearle de "amigas" en su primera colección.

Una colección en la que Jones rinde homenaje a la historia de la casa romana inspirándose en el "encanto de Virginia Woolf y la creatividad de Vanessa Bell" ha explicado el diseñador.

Piezas de una feminidad delicada que juegan también a la androginia en la que reflexiona sobre la creatividad atemporal que imprime en una colección donde la literatura está muy presente, a veces como un clutch en forma de libro encuadernado en metal, otras como líneas de texto inscrito en minaudières -bolsos de noche-de nácar o botas de cuero.