EFEDubái

La noria de observación más alta del mundo, la "Ain Dubai" ('ojo de Dubái', en árabe), de unos 250 metros de altura, fue inaugurada este jueves hoy por las autoridades de Emiratos Árabes Unidos (EAU).

La oficina de información de Dubái celebró en su cuenta de Twitter la inauguración de esta atracción, que se ha demorado dos años, y que se ha convertido hoy en "la noria de observación más grande y alta del mundo".

Con sus 250 metros, "Ain Dubai" casi dobla la altura del célebre "London Eye" de la capital británica (135 metros) y supera ampliamente la del High Roller de Las Vegas (EE.UU) (168 metros).

Situada en la isla artificial de Blue Waters, en la costa de la ciudad, la noria necesitó la ayuda de "las dos grúas más grandes del mundo" para poder elevarse y tiene una capacidad para acoger a 1,750 personas en cada rotación, que dura aproximadamente unos 40 minutos.

"Esta maravilla de la ingeniería ejemplifica el espíritu de ambición de Dubái, haciendo posible lo que parece imposible y redefine completamente la experiencia de una noria de observación", apuntó también a través de Twitter Dubái Holding, la empresa de inversiones que financió el proyecto.

La ceremonia de inauguración consistió en diversos conciertos, así como un espectáculo de fuegos artificiales y drones que dibujaron diferentes figuras y el nombre de la atracción en el cielo de la ciudad emiratí.

Todas las entradas quedaron agotadas en el primer día de funcionamiento del Ain Dubai, donde los afortunados que pudieron subir a la atracción disfrutaron de las vistas de esta ciudad financiera, que las autoridades emiratíes quieren convertir en uno de los principales destinos turísticos del mundo.

Cada cabina de la noria cuenta con todo tipo de lujos, como sofás donde los visitantes puedan disfrutar de las vistas con comodidad, o incluso mesas y sillas para unos diez comensales.