EFESan Juan

Rafael "Raphy" Pina, el representante de Daddy Yankee y Natti Natasha, reapareció este jueves en las redes sociales, un día después de que agentes del FBI allanaran una de sus residencias en Puerto Rico.

En un vídeo en su cuenta de Instagram, el también productor musical enfatizó que, además del coronavirus que ataca a la población mundial, también existe "un virus de la envidia" que no dejará que "afecte".

"Hoy voy con una de las historias mías, se sigue agrandando el libro de historias, de retos, ya tú sabes. El corona (COVID-19) nos tiene aguantados, pero hay un virus también que anda por ahí, que es el virus de la envidia. Uno no puede dejar que eso afecte", dijo Pina mientras viajaba en una embarcación.

"Un saludo a todo el mundo, a todos los que son positivos y a los negativos, van 'block' (bloqueados) de una, no importa. Buen día y vamos pa' encima", prosiguió el músico en su vídeo.

El productor, a su vez, adjuntó este mensaje escrito al vídeo: "¡Buenos días! Andan dos virus malos por ahí. Hay que cuidarnos, porque ninguno quiere que nos veamos bien. Bendiciones a todos".

Dichos mensajes surgen un día después de que el FBI allanara una residencia de Pina en la Urbanización Caguas Real, en Caguas, municipio aledaño a San Juan.

Según dijo a Efe una fuente del equipo de trabajo de Pina, este no residía en dicha residencia desde hace casi nueve meses.

"Desconozco si esta persona tiene algo que ver. Y si alguien se comunicara con él yo no me enteraría", agregó el miércoles a Efe la portavoz del FBI en Puerto Rico, Lymari Cruz, quien sí confirmó un procedimiento de registro en el lugar.

Pina, también conocido como "Mr. Sold Out" por vender totalmente presentaciones de sus artistas, ha sido vinculado previamente con casos judiciales.

El más reciente se presentó en 2016, cuando fue sentenciado a dos años de probatoria y a pagar una multa de 150.000 dólares por fraude hipotecario, librándose así de ir a prisión.

Dicha sentencia fue producto de un acuerdo con la Fiscalía federal, mediante el cual el productor se declaró culpable de un cargo de fraude bancario y se le archivaron otros.

De acuerdo con las autoridades, Pina participó en el año 2012 de un esquema para defraudar a la institución bancaria Doral Bank por 4,1 millones de dólares, mediante la compraventa de una residencia en el área de exclusivas viviendas Palmas del Mar, en Humacao.

Los cargos que se archivaron fueron, entre otros, por lavado de dinero.

Originalmente, Pina se exponía a una pena de hasta 30 años de cárcel.