EFENueva York

Joey Chestnut, el rey de las competiciones de tragar comida que se celebran en Estados Unidos, volvió a ganar este lunes la más importante del año al engullir en diez minutos 63 "hot dogs" durante el concurso que cada 4 de julio organiza en Nueva York la compañía Nathan's.

Apodado "Jaws" (mandíbulas en inglés) por su legendaria capacidad para comer a gran velocidad, Chestnut se hizo con el título por decimoquinta vez y retuvo así el "Cinturón de Mostaza" que desde los años 70 se entrega al vencedor de esta peculiar competición.

Chestnut, de 38 años, se quedó lejos del récord que había fijado hace un año, cuando devoró 76 perritos calientes, pero volvió a imponerse con claridad al resto de participantes de un concurso con gran tradición en Estados Unidos y que se retransmite en directo por televisión.

El episodio curioso este año fue la aparición en el escenario de un individuo que aparentemente buscaba protestar contra el maltrato animal y que fue repelido por el propio Chestnut en plena competición.

Mientras, en la categoría femenina el título fue para Miki Sudo, que acumula ya ocho victorias y que el año pasado no había participado por estar embarazada.

Sudo, de 36 años, se comió 40 salchichas con sus correspondientes panecillos en diez minutos, 14 más que la segunda clasificada.

El concurso de Nathan's, el fabricante más popular de "hot dogs" de Nueva York, se celebra cada Día de la Independencia de EE.UU. en el enclave playero de Coney Island y es la más conocida de las competiciones de tragar comida a gran velocidad que se organizan a lo largo del país.