EFEParís

La firma española Oteyza dio este jueves un paso más en su crecimiento al proponer en la Semana de la Moda Hombre de París diseños con un mayor peso urbano y de tendencia, al tiempo que defendió sus raíces de artesanía, lujo y sostenibilidad.

En la colección "Marinas", Oteyza, marca fundada en 2012 por Paul García de Oteyza y Caterina Pañeda, planteó un homenaje a los paisajes atlánticos y las marinas del pintor abstracto Nicolas de Staël, muy admirado por los creadores.

Azules, blancos, mostazas, verdes azulados y naranjas colorean los accesorios, como sombreros tipo 'bob' y botas de agua, y se cuelan en abrigos cruzados, cuellos alzados y bufandas que emulan solapas.

Los inconfundibles estilismos en los negros, grises y marrones más utilizados por la casa vuelven en abrigos y trajes de sastrería más ligeros dentro de esta línea otoño-invierno 2022.

"Tenemos unos pilares de artesanía y sastrería muy fuertes y hemos querido hacer un giro para aterrizar en este universo del estilo urbano, introduciendo la artesanía española en la vanguardia para competir al nivel más alto", explica Oteyza en declaraciones a EFE.

Para el creador, esta colección es la "puerta de entrada de la artesanía española en el 'street wear' y en comportamientos más urbanos, de moda y tendencia".

Prendas versátiles, más ligeras, flexibles y desestructuradas que las vistas anteriormente, para un hombre que se mueve "en escenarios distintos y en distintos ambientes".

"Está pensada para un hombre con una cierta sensibilidad y mucha energía para afrontar los nuevos códigos de belleza masculinos, que Oteyza busca siempre hacer progresar", defiende el creador.

La marca vuelve además a sus paños salmantinos de lana merino española con tintes naturales y dobles abatanados, e introduce también el mohair, finos merinos y algodones egipcios, mezclas de lana y sedas y neoprenos, jugando con los volúmenes.

RECONOCIMIENTO INTERNACIONAL

Premiada en 2021 con el Premio Madrid Capital de Moda, otorgado por el Ayuntamiento de Madrid, y finalista en los últimos años en numerosos concursos organizados por revistas internacionales como Vogue o T Magazine, Oteyza se define como un laboratorio de creación en continua evolución.

A este crecimiento, la entrada en la Semana de la Moda de París dentro del calendario oficial elegido por la Federación de Alta Costura y Moda se añade como un reconocimiento de alto nivel, que está impulsando la reputación internacional de la casa.

Un empuje que se refleja incluso pese al contexto actual, cuando la pandemia del coronavirus ha impuesto que por tercera vez Oteyza presente su colección en París en un formato digital, con un vídeo donde intentan compaginar los detalles de los tejidos y el aura artístico.

"La Federación está haciendo un gran trabajo difundiendo los desfiles a través de grandes plataformas y grupos mediáticos en Asia y Estados Unidos, lo que nos hace descubrir nuevos clientes que a lo mejor en un desfile físico no hubiéramos tenido ocasión de tener", apunta el diseñador.

Sin embargo, el modisto no esconde su ambición de poder estar en París en junio, durante la próxima edición de la pasarela, de forma presencial.

La fuerte expansión de la variante ómicron del coronavirus forzó un cambio de planes a finales de diciembre, obligando a la marca a cambiar su esperado desfile por un vídeo, pero Oteyza intenta ver la situación con perspectiva.

"Ha sido un aprendizaje y nos ha hecho ponernos las pilas en nuestra parte más digital, la web, el punto de venta en línea, etc.", destaca el creador.