EFEBuenos Aires

Los fervientes peronistas o curiosos del emblemático movimiento político argentino tienen sus puntos de encuentro en bares y restaurantes de Buenos Aires, donde junto a cervezas y platos de comida evocan el recuerdo de Juan Domingo Perón y su célebre esposa Evita.

Platos llamados "Picada peronista" o "Movilidad Jubilatoria", bustos del expresidente (1946-1955 Y 1973-1974), santuarios de la exprimera dama y fotos del también fallecido Néstor Kirchner (2003-2007) y su esposa Cristina Fernández (2007-2015) son algunos de los indicativos de que se está en recintos 'Perón friendlies'.

El reciente triunfo electoral de Alberto Fernández, que desde el 10 de diciembre próximo y con la viuda de Kirchner como vicepresidenta devolverá el peronismo a la Casa Rosada tras los cuatro años de Gobierno del conservador Mauricio Macri, hace que ahora sus cervezas sepan más frías y sus platos más sabrosos.

Al adentrarse en estos bares, con nombres como "Perón, Perón", "Lo de Néstor" o "El Tano de arriba", emana un ambiente liviano y distendido.

ENTRE GORILAS

El restaurante "Perón, Perón" fue pionero en el país en homenajear la figura del expresidente, que murió en 1974, durante su último mandato, y de Evita, cuya defunción, de un cáncer de útero en 1952, a los 33 años, marcó para siempre la historia argentina.

Daniel Narezo, su fundador, relata en una charla con Efe que su intención era inaugurarlo el 27 de octubre de 2010, pero coincidió con la muerte de Néstor Kirchner, por lo que retrasaron su apertura.

"Perón, Perón" se ubica en el barrio de clase media alta de Palermo, hecho que cuestionaron en un principio a Narezo, pero que decidió desechar.

"Yo siempre me hago una pregunta cada vez que empiezo un proyecto ¿qué pensaría Evita de esto? Y Evita me diría sí, gordo, abrí ese bar en el medio del corazón de estos gorilas (antiperonistas)", declara, con expresión de admiración.

"Lo de Néstor", situado en el corazón del turístico distrito de San Telmo, es un bar cooperativa que nació hace siete años e inmediatamente se convirtió en uno de los lugares de culto del peronismo.

Su presidente, Leonardo Duva, cuenta, sentado tras una gran fotografía del fallecido presidente Kirchner que para los propietarios es "un homenaje a ese gran hombre".

"El Tano de arriba" es una cervecería que no se engendró con esa militancia peronista ya que, según conversa con Efe su propulsor, Diego Cots, se considera más "kirchnerista que peronista pero el kirchnerismo está dentro del peronismo".

LA 'V' DE LA VICTORIA

"Felicidad absoluta", "un domingo muy alegre", "explosión de alegría", son algunas de las definiciones que dan los dueños de estos bares al 27 de octubre, día de las últimas elecciones, que marcó el regreso del peronismo a la Casa Rosada y en el que miles de manos se alzaron haciendo la V de la victoria (signo identificativo de los peronistas).

Narezo describe la congregación de los clientes en su restaurante para seguir las elecciones y cómo continuaron el jolgorio en "las calles y las plazas que son los lugares naturales del peronismo".

Paralelamente, en "El Tano de Arriba" Cots evoca cómo preparaban en la puerta choripanes (sandwiches de chorizo), uno de los bocados que más representan la ideología peronista.

"El bar es nuestro, hacemos lo que queremos, acá es la dictadura del proletariado", expone risueño.

"Perón, Perón", narra Nacuzo, ha recibido a muchos militantes políticos, como a Florencia y Máximo, hijos de los Kirchner.

Duva recuerda nostálgico cuando conoció a Néstor, quien a sus ojos fue "la persona que volvió a poner en camino a la Argentina como se merece".

En "Lo de Néstor" también recibieron al presidente electo, Alberto Fernández, quien los visitó como invitado apenas se supo su candidatura.

ACTIVISMO POLÍTICO

"El 80% de Argentina es peronista y los otros también, como decía Perón, solo que todavía no lo saben", sostiene con una sonrisa pícara Narezo, militante peronista desde su infancia.

Cots dice cómo gradualmente su bar se fue "politizando" para dar pie a debates y tertulias políticas, mientras que para Duva el peronismo es su leitmotiv.

Los tres empresarios coinciden en su opinión sobre el Gobierno de Mauricio Macri, conocido como "gato" por muchos de sus detractores.

"El macrismo básicamente lo que hizo fue robarnos los sueños y cuando a vos te roban los sueños es como que no te queda nada", afirma Cots, a la vez que cuenta cómo durante este Gobierno, un joven que limpiaba los vidrios de su bar y de otros negocios pasara a dormir en su recinto, ya que perdió su vivienda.

Duva comenta que durante la crisis económica que sufre el país desde el año pasado han recibido altas facturas de luz; y él y los propietarios de "Lo de Néstor" tuvieron que apretarse el cinturón.

Narezo es tajante en su veredicto: "Nunca se recibió un país en tan terribles condiciones como lo está recibiendo la Argentina post Macri", asevera.

GRANDES ESPERANZAS

Ahora, sin "macrismo", ¿tienen los bares peronistas esperanzas en el futuro Gobierno de 'Alberto y Cristina'?

Duva es optimista respecto a Fernández pero dice que reclamará si considera que su gestión no suma su demanda.

"También sabemos luchar contra los propios, si no va en rumbo el proyecto que uno quiere, habrá lucha", manifiesta.

Narezo ve a Alberto Fernández como "un hombre excepcional, un tipo muy inteligente", quien además está acompañado por Cristina, a quien encuentra "fascinante", admiración que comparte Cots.

Después de cuatro años, resuena de nuevo con brío, entre vinos, pizzas y asado, la marcha peronista: "Los muchachos peronistas, todos unidos triunfaremos y como siempre daremos un grito de corazón ¡viva Perón! ¡viva Perón!", cita el popular himno.

Carmen Herranz