EFEParís

La Semana de la Moda Hombre de París abre este martes sus puertas con la sombra del coronavirus de nuevo como una desafortunada invitada en la agenda, lo que ha obligado a mantener en gran medida la pasarela virtual, aunque la entrada de marcas emergentes promete dinamizar el encuentro.

Hasta seis nuevos nombres figuran en el calendario oficial de la Federación de Alta Costura y Moda, organizadora del evento: Bianca Saunders, Doublet, EGONlab., Kidsuper, Rains y Bluemarble.

Algunos vienen con grandes expectativas, como es el caso de la británica Bianca Saunders, de 28 años, que fue premiada en 2021 con el Andam y fue además finalista del galardón LVMH junto al estadounidense Colm Dillane, fundador de Kidsuper, reconocido con el Prix Karl Lagerfeld.

Kidsuper tuvo la ocasión de estrenarse en la pasarela de París en la anterior edición, en junio, pero es la primera vez que lo hará de forma física.

Dos marcas se han quedado en el camino tras ser anunciadas antes de Navidad dentro del calendario provisional, la estadounidense Amiri y la nueva línea "de lujo discreto y sostenible" de Guram Gvasalia, VTMNTS, que no participarán finalmente en esta pasarela.

La huella del coronavirus es evidente y mucho más marcada de lo que se preveía inicialmente, ya que entre las 76 casas de moda inscritas en el calendario oficial solo 17 harán desfiles presenciales y 29 presentaciones físicas, según ha confirmado la Federación.

VUITTON Y LOEWE

Louis Vuitton se llevará buena parte de la atención este jueves en el desfile de su colección otoño-invierno 2022/2023, en la que se mostrarán algunas de las últimas creaciones de Virgil Abloh.

Abloh, uno de los diseñadores más potentes de la industria, falleció en noviembre a los 41 años por un agresivo cáncer, sobre el que el creador había decidido no hablar públicamente.

Su repentina muerte dejó helado al sector así como a sus numerosos seguidores, sobre todo la generación Z y los millenials, atraídos por su visión callejera del lujo, sus colaboraciones con marcas como Nike o Ikea, pero también desde 2018 por su trabajo en Vuitton, donde estaba al frente de las líneas de hombre.

Al desfile de Vuitton se suman también en presencial los de Bluemarble, EGONlab., Bianca Saunders, Lemaire, Ami, Y/Project, Rains, Rick Owens, Jil Sander, Dior Homme, Louis-Gabriel Nouchi, Hermès, Kenzo, Wooyungmi y Loewe.

La firma española Loewe ha decidido mantener el encuentro directo con su público y presentará su nueva colección el sábado 22 de enero de la mano del británico Jonathan Anderson, director creativo de la marca.

Otros dos españoles están presentes en el calendario oficial. Se trata del asturiano Arturo Obegero y del barcelonés Alled Martínez, que mostrarán sus creaciones el domingo en un formato virtual acompañadas de presentaciones físicas en París en encuentros privados, abiertos únicamente a la prensa y a los compradores.

El domingo, antes de dar paso el lunes 24 a los desfiles de Alta Costura primavera-verano 2022, Paco Rabanne y Alaïa presentarán también sus creaciones de prêt-à-porter femenino, adelantándose al calendario oficial, que se celebrará a principios de marzo en París.

El optimismo que había reinado en junio y octubre, en las últimas ediciones, con el avance de la vacunación frente al coronavirus, se ha visto reemplazado de nuevo por el sentimiento de volver a la casilla de salida por culpa de la expansión de la variante ómicron.

El pasaporte sanitario será necesario para acceder a los desfiles, presentando una prueba de haber sido vacunado o un test negativo de la enfermedad, aunque es probable que este sea reemplazado en plena edición por el pasaporte de vacunación, que haría imprescindible el certificado de las inyecciones contra el coronavirus.

El país se encuentra inmerso en plena oleada por la variante ómicron, que está dejando hasta 300.000 contagios diarios en Francia y ha obligado a reintroducir restricciones para frenarlos.