EFETirana

El tenor español y director de orquesta Plácido Domingo fue condecorado este jueves en Albania con el título de "Caballero de la Orden de Skënderbej" por el presidente de la República, Ilir Meta, otorgado a las personalidades destacadas por su apoyo al pequeño país balcánico.

La condecoración le llega un año y medio después de que casi una treintena de mujeres le acusara de acoso sexual, algo por lo que él mismo asumió toda responsabilidad después. Sin embargo, la condecoración no ha generado molestias en una Albania sumamente patriarcal sino que, al contrario, el afamado artista fue invitado a actuar anoche en la reapertura del Teatro Nacional de Ópera y Ballet de Tirana, tras cinco años de cierre por obras de renovación.

"Es un especial privilegio para mí como presidente de la República apreciar hoy a una figura tan grande e importante de la música y de la ópera mundial, otorgándole el gran título "Caballero de la Orden de Skënderbej", declaró hoy Meta durante la ceremonia.

"No podíamos encontrar mejor título de agradecimiento, que lleva el nombre de nuestro héroe nacional, quien sigue siendo, incluso después de tantos siglos, una inspiración para el camino europeo de Albania", añadió.

El presidente destacó el ejemplo "inspirador, noble y artístico" del tenor por sus virtuosas interpretaciones en todo el mundo y por haber servido de inspiración y apoyo "a las sopranos y tenores albaneses, que han honrado y honran a nuestro país con su éxito mundial, como Inva Mula, Ermonela Jaho, Saimir Pirgu y muchos otros, con los cuales el maestro Plácido Domingo ha colaborado estrechamente".

Precisamente Mula, una de las soprano líricas más destacadas de Albania, fue descubierta a nivel internacional en 1993 tras ganar el Concurso Plácido Domingo en la Ópera Garnier de París.

"El público es parte de mi vida real. La atmósfera del teatro es mi oxígeno", citó a Plácido Domingo un comunicado emitido por la oficina de prensa de Meta.

A la gran gala de reapertura del miércoles, en la que además de Domingo actuó la soprano albanesa de fama internacional Ermonela Jaho, asistieron el primer ministro, Edi Rama, ministros y otras personalidades del país.