EFEAlmería

El cantante Raphael ha hecho suya esta noche la plaza de toros de la capital almeriense, a la que, ante un ruedo abarrotado y entregado a su música, ha prometido volver "siempre".

En el coso almeriense ha ofrecido un concierto dentro de su gira "RESinphónico", en la que presenta un híbrido entre la música orquestal y la electrónica que le ha permitido revivir sus mayores éxitos.

Acompañado por la Orquesta Ciudad de Almería (OCAL), ha comenzado la sesión con 'Infinitos bailes', a la que han seguido 'Promesas', 'Igual (Loco por cantar)', 'No vuelvas', 'Digan lo que digan', 'Mi gran noche' y 'Los hombres lloran también".

El artista jienense, vestido de riguroso negro como es habitual en él, ha continuado con 'Volveré a nacer', 'Ahora', 'Provocación' y 'La noche'.

Raphael ha ido creciéndose conforme avanzaba la noche y llegado este punto ha regalado al público uno de los momentos más emotivos del concierto, cuando junto a una antigua radio ha rendido homenaje al maestro Carlos Gardel.

Tras esto ha proseguido con los ritmos de tango de 'Malena', a la que han sucedido su 'Yo sigo siendo aquel' y 'Estuve enamorado', tema este último que le ha valido un multitudinario aplauso al grito de "tú sí que vales".

Tras un primer amago de despedida, Raphael ha dado voz a uno de sus grandes éxitos, 'Que sabe nadie', una canción en mitad de cuya interpretación ha tomado la batuta del director de la OCAL y entre aplausos ha demostrado ser quien dirigía toda la función.

Una acción que volvería a repetir poco después entonando el tema 'Escándalo', que ha estado precedido por 'Yo soy aquel' y sucedido por 'Cómo yo te amo', en el que ha introducido su despedida: "Almería, te amo tanto, tanto, tanto. Buenas noches".