EFESevilla

La joven de 22 años Erika Do Rosario Nieves, declarada el pasado febrero legalmente hija del exfutbolista camerunés Samuel Eto’o, ha reclamado por vía judicial el pago de dos años de manutención atrasados, tras varios intentos infructuosos de ponerse en contacto con él.

La petición ha sido realizada por su abogado, el sevillano Fernando Osuna, a través del juzgado de primera instancia número 83 de Madrid, el mismo que le declaró padre de la joven tras declararse el camerunés en rebeldía y no atender a las pruebas presentadas en su contra.

El letrado ha recordado a EFE que, fruto de su carrera deportiva, el camerunés “atesora un importante patrimonio”, formado por vehículos y viviendas, entre otros bienes, de modo que entiende que no debe haber motivo alguno para que no atienda “las responsabilidad legales con su hija”.

Erika Do Rosario Nieves presentó en 2018 una demanda de paternidad para que le fuese reconocida la paternidad del exfutbolista, que conoció a su madre, Adileusa, en una discoteca de Madrid en 1997, cuando el jugador militaba en el CD Leganés, tras presentarles un amigo común.

Fruto de la relación, señala la demanda de paternidad, en febrero de 1998 la mujer descubrió que estaba embarazada, lo que le comunicó, y entonces "le dijo que actuaría de forma responsable respecto al hijo común, aunque prefería que no tuviera al niño".

Añade además que "durante el embarazo intentó comunicar con el futuro padre, pero éste no contestó a sus llamadas telefónicas ni a sus correos", para indicar que le avisó mediante un mensaje telefónico de que iba a dar a luz, sin obtener respuesta por su parte.

La niña nació en 1999 en el hospital de la Fundación Alarcón de Madrid, cuando el futbolista militaba en el RCD Espanyol, sin que el jugador la reconociese en ningún momento.

Para sacar adelante el proceso, la joven aportó pruebas biológicas que avalaban su testimonio, lo que ha hizo que el juez admitiese la demanda, aunque Eto'o nunca atendió los requerimientos del juzgado.

La sentencia condenaba al exfutbolista al pago de una pensión mensual a la joven de 1.400 euros, con carácter retroactivo desde que se presentó la demanda.