EFEMiami

Una treintena de voluntarios acudió este sábado al llamado para limpiar un sector de la Bahía Vizcaína en Miami-Dade (EEUU), que está amenazada por la contaminación, las algas tóxicas y otros problemas que afectan a la calidad de sus aguas y ha sido declarada "en emergencia".

Con palos recogedores, bolsas de plástico, guantes y mascarillas y manteniendo la distancia de seguridad por el coronavirus, los voluntarios dedicaron dos horas de su tiempo a dejar la costa este de Haulover Park como si no existiera el ser humano, es decir sin objetos de plástico u otros materiales.

La convocatoria fue lanzada por el concejal del condado de Miami-Dade Esteban "Steve" Bovo y la organización United Way.

"Como floridanos tenemos la obligación de proteger nuestros tesoros naturales que constituyen un recurso medioambiental y también económico", dijo Bovo, que estuvo este sábado junto a los voluntarios, al lanzar esta iniciativa.

La marea no había arrastrado esta vez peces y otros animales muertos como ocurrió hace semanas por una combinación de causas que dejaron sin oxígeno las aguas.

La bahía no solo es de Miami. Abarca una superficie de 1.108 kilómetros cuadrados, con tres partes bien definidas y problemas diferentes en cada una.

El 17 de agosto pasado el Grupo de Trabajo de la Bahía Vizcaína entregó al Gobierno de Miami-Dade un diagnóstico con más de 600 recomendaciones para "salvar" este ecosistema.

"La salud de la bahía está en estado de emergencia y en un punto de inflexión hacia un colapso ecológico irreversible", advirtió Irela Bagué, presidenta del Grupo de Trabajo de la Bahía Vizcaína al entregar el reporte solicitado por la Comisión (Concejo) de Miami-Dade.

Bagué recordó que desde 1974 ha habido planes de protección de este ecosistema, considerado un pilar de la economía y el turismo en el condado, "pero han sido esporádicos e inconexos".

"Mientras tanto, la cuenca sigue amenazada por la falta de agua dulce, la contaminación de nutrientes por la escorrentía de aguas pluviales, roturas de tuberías de alcantarillado, tanques sépticos comprometidos, contaminación plástica y otros contaminantes", precisó.

"Se necesita una acción urgente del condado para mantener, restaurar y proteger la Bahía Vizcaína", subrayó el Grupo de Trabajo. EFE

ar/cav

(foto)(video)