EFEMéxico

México recibirá unas 20.000 solicitudes de asilo durante 2017, casi 128 % más que el año anterior, estimó hoy el representante en el país de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Mark Manly.

El año pasado se recibieron 8.781 peticiones, precisó Manly al participar en el lanzamiento de la campaña "FriWalls" en el Senado mexicano.

Explicó que durante el periodo comprendido de 2011 a 2015 hubo un incremento de 1.067 % en el número de personas que buscaron refugio en México y que más de 90 % provenían de países de América Central.

El representante destacó que la posibilidad de construcción del muro en la frontera con México y las nuevas políticas migratorias de Estados Unidos hacen que aumente la expectativa de México como destino para los migrantes.

México está llamado a responder a una nueva dinámica migratoria, dijo Manly, y destacó que este país ha sido afectado por la violencia que se registra en los países centroamericanos, que genera un flujo importante de migrantes.

De acuerdo con el representante, las naciones tienen derecho al control de sus fronteras, pero se debe buscar un equilibrio entre las medidas de control y la protección de los derechos humanos.

Por su parte, el representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para Derechos Humanos, Han Arab, consideró que se necesita una política migratoria con énfasis en los derechos humanos y no solo en la seguridad y subrayó que este es "es un tema mundial e internacional".

La iniciativa "FriWalls" del Senado convocará hasta el 14 de marzo a la comunidad artística a presentar propuestas para realizar murales en 15 espacios públicos de la Ciudad de México, destacando el valor de la diversidad y las aportaciones que las personas en contexto de movilidad hacen a las comunidades a las que llegan.