EFEMéxico

El próximo gobierno de Andrés Manuel López Obrador puede apoyar a que el trabajo sexual sea reconocido en México como una actividad autónoma, aseguró hoy la antropóloga y activista mexicana Marta Lamas.

Actualmente, esta actividad es reconocida como un trabajo "no asalariado" en la Ciudad de México, lo cual puede ampliarse al resto del país con el nuevo gobierno que comenzará el 1 de diciembre, señaló la activista.

Durante el XXI encuentro de la Red Mexicana de Trabajo Sexual del colectivo Brigada Callejera, Lamas destacó como buena señal para este reconocimiento la resolución judicial que reconoció en 2014 a la prostitución como trabajo no asalariado en Ciudad de México.

Este reconocimiento legal como "no asalariado" supone que las autoridades locales del trabajo entreguen credenciales de identificación de las trabajadoras sexuales.

"La jueza que tomó esta resolución es hija de Olga Sánchez Cordero -la próxima titular de la Secretaría de Gobernación y exministra de la Suprema Corte- y eso abre una expectativa de que en los demás estados de la República se pueda hacer", explicó Lamas.

La activista expreso su confianza de que el próximo titular de la Secretaría de Trabajo y Fomento al Empleo de Ciudad de México, comience la entrega de credenciales para la identificación de las trabajadoras sexuales, que no se ha cumplido hasta el momento.

Tania Turner, activista del colectivo Semillas, denunció la persecución y criminizalización que padecen las trabajadoras sexuales en todo el mundo así como de los consumidores de estos servicios.

Según datos del colectivo Brigada Callejera en México existen unas 800.000 personas dedicadas al trabajo sexual, de las que unas 200.000 son menores de edad.

En el encuentro se definieron acciones de defensa legal de estas trabajadoras y de los derechos conquistados en Ciudad de México.