EFECiudad de México

La aerolínea Aeroméxico informó este viernes que obtuvo la aprobación por parte de una jueza de su plan de reestructuración financiera en Estados Unidos, después de haberse declarado en bancarrota en junio pasado.

En un comunicado emitido por la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) la compañía dijo que el plan "ha concluido exitosamente, y la Corte de Quiebras anunció formalmente que ha confirmado y aprobado el Plan".

Agregó que este día representa, hasta la fecha, "el hito más importante en el procedimiento de reestructura de la compañía. Aeroméxico continuará trabajando con todos sus participantes clave para rápidamente salir del proceso de reestructura bajo el Capítulo 11".

El plan logró aprobarse gracias a que Aeroméxico llegó a un acuerdo con los acreedores que se habían opuesto.

El grupo argumentaba que el plan violaba parte del Código de Bancarrota de Estados Unidos y que daba preferencia a ciertos acreedores, entre otras cosas.

El director general de Aeroméxico, Andrés Conesa, agradeció a sus colaboradores y al Consejo de Administración "por su invaluable apoyo", así como a todos nuestros asesores de la reestructura que "hicieron un excelente trabajo para ayudarnos a dirigir nuestra querida aerolínea en estos tiempos turbulentos".

Con la aprobación, la que es la principal aerolínea del país latinoamericano, podrá salir del Capítulo 11 del Código de Bancarrota de Estados Unidos en un tribunal de Nueva York, en el que se había adscrito en junio de 2020 para conseguir una reestructuración financiera.

Esto porque tuvo una caída del 54,2 % en el transporte de pasajeros en 2020 debido a la pandemia de la covid-19.

Según medios locales, la jueza a cargo, Shelley Chapman, dijo poco después de la aprobación estar muy "complacida" por la confirmación del plan de reorganización.

Al respecto, Conesa también agradeció a la jueza Chapman y a su equipo, "quienes han dirigido este proceso de forma ejemplar" y finalmente agradeció a todas las partes interesadas "y al nuevo grupo de inversionistas por confiar en Aeroméxico y por darnos alas para volar aún más alto por los cielos de México y del mundo".

El plan contempla reducir la deuda de la aerolínea, una de las más importantes de Latinoamérica y salvar 13.000 puestos de trabajo.

Además, la línea comercial estadounidense Delta tendrá un 20 % de Aeroméxico, Apollo Global Management -habituales en empresas en dificultades- el 22,38 % y el grupo de inversionistas formado por los estadounidenses Antonio Cosío, Eduardo Tricio, Jorge Esteve y Valentín Díaz tendrán el 4,1 %.

La aerolínea mexicana opera 84 rutas nacionales e internacionales.

El sector aéreo mexicano, que perdió ingresos por 9.300 millones de dólares en 2020 por la crisis de la covid-19, según la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, en inglés), se encuentra actualmente en recuperación.