EFEMéxico

Las Águilas del América reciben este domingo a los Pumas de la UNAM confiadas en imponer la ley en su estadio, el Azteca, y eliminar al rival para acceder a la final del torneo Apertura 2018 del fútbol mexicano.

Después de empatar 1-1 en casa de los Pumas, los azulcremas del entrenador Miguel Herrera confían en salir adelante en un partido de gran rivalidad entre dos de los cuatro cuadros más emblemáticos de la liga, con una añeja rivalidad entre ellos.

El jueves en el estadio Universitario de los Pumas, el América logró en el minuto 21 su objetivo de anotar como visitante con un elegante gol del mexicano Diego Lainez, pero después mostró conformidad y renunció a atacar, lo cual le permitió al rival hacerse de la pelota y empatar 1-1 en el 51 por intermedio del chileno Martín Rodríguez.

Para acceder a la final, América solo necesita empatar, siempre y cuando los Pumas no anoten dos goles o más. En ese caso estarán obligados a ganar el partido en su estadio en el que suman seis triunfos y tres empates en la presente temporada.

Si bien América ha mostrado un elevado rendimiento como local, los Pumas ganaron seis partidos, empataron dos y perdieron uno como visitantes en la fase regular y saben jugar bien en casa ajena, lo cual aumenta las expectativas alrededor del juego.

A diferencia del pasado Clausura en el que los Pumas fueron borrados en cuartos de finales por América y perdieron por 6-2, ahora los universitarios se ven rebosantes de confianza y el entrenador David Patiño apuesta a que meterá al cuadro en la final luego de imponerse mañana

"Me voy con la confianza que me da el desempeño del equipo, que me da la personalidad de los muchachos y estoy convencido de que allá les vamos a ganar", dijo el estratega minutos después del duelo de ida del jueves.

América muestra la mejor ofensiva de la liga y la segunda mejor defensa, sin embargo, los Pumas han logrado un equilibrio en sus líneas y en el ataque ha logrado eficiencia con la dupla del paraguayo Carlos González y el chileno Felipe Mora, complementados por el argentino Matías Alustiza, quien suele llegar de la banca y aportar en la ofensiva.

Tanto en los cuartos de final como en la semifinal, el equipo se ha visto beneficiado del talento del mexicano de 21 años Alan Mozo, con una gran capacidad física y descaro en la mitad de la cancha, lo cual hace a los Pumas no sentirse menos porque América cuenta con la que quizás es la principal joya joven del fútbol mexicano a día de hoy, el volante de 18 años Diego Lainez.

El ganador de esta serie disputará el título ante el mejor entre Cruz Azul y Monterrey que se enfrentarán esta noche en el estadio Azteca, casa de los celestes.

En la ida el Monterrey se impuso por 1-0 y la serie se ve abierta con los dos cuadros en buena forma, aún cuando el Cruz Azul bajó el ritmo en sus dos últimas presentaciones y Monterrey lleva tres partidos ganados en sus tres presentaciones en la liguilla.