EFE NewsTucson (AZ)

El gobernador de Arizona, Doug Ducey, firmó hoy viernes una legislación estatal que autoriza el uso de la matrícula consular mexicana como una forma de identificación oficial en el estado.

“Estoy agradecido por el apoyo bipartidista a esta legislación que aumenta la seguridad pública ofreciendo una forma segura y confiable de identificación que será aceptada en Arizona”, dijo Ducey en una misiva enviada a la secretaria de Estado de Arizona, Katie Hobbs, informándole sobre su decisión.

La legislación bipartidista SB 1420 fue aprobada la semana pasada por la legislatura estatal y avala el uso de la matrícula consular mexicana como forma de identificación oficial en el estado.

La firma del gobernador revierte una legislación aprobada en 2011 que prohibió el uso de la matrícula consular como forma válida de identificación debido a que en ese entonces se cuestionó si era un documento seguro.

La nueva legislación permitirá que los migrantes puedan utilizar la matrícula consular mexicana para identificarse ante los departamentos policiacos locales y estatales.

Arizona requiere prueba de ciudadanía o residencia legal en Estados Unidos para emitir identificaciones y licencia de conducir del estado, por lo que inmigrantes indocumentados no pueden obtener estos documentos básicos.

Ahora con la matrícula consular también podrán utilizar este documento para abrir cuentas de banco y registrar a sus hijos en las escuelas, entre otras cosas.

El republicano Ducey recalcó que esta legislación “no autoriza ni tampoco otorga nuevos derechos a no ciudadanos”, sino simplemente indica que Arizona reconoce las identificaciones emitidas por otros países que utilizan sistemas biométricos de identificación válidos.

Esta medida también se aplicará a otros países que emiten matrículas consulares que cumplen estos requisitos.

Por su parte, el Gobierno de México dijo estar muy complacido con la aprobación del uso del uso de la matrícula consular en Arizona.

En años recientes, legisladores estatales habían luchado por lograr este cambio, un paso significativo en un estado conocido por su mano dura en contra de los inmigrantes indocumentados.