EFEMéxico

El Banco de México (Banxico) anunció este jueves su decisión de bajar el objetivo para la tasa de interés interbancaria en 0,25 puntos porcentuales hasta el 7,50 %, siguiendo la disminución de tasas de la Reserva Federal (Fed) de EE.UU. y pese a reconocer riesgos y una desaceleración económica mundial.

"La Junta de Gobierno decidió por mayoría disminuir en 25 puntos base el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día a un nivel de 7,50 %", apuntó el banco central del país en un boletín.

En su anuncio, el instituto emisor hace referencia a un contexto complicado de "desaceleración de la economía mundial", pero consideró que la inflación actual en México le facilita bajar el tipo de interés.

Según explicó el Banxico, dos miembros de su Junta de Gobierno, conformada por cinco personas, votaron por disminuir dicho objetivo a un nivel de 7,25 %.

El pasado 30 de octubre, la Reserva Federal de Estados Unidos anunció un nuevo recorte de tipos de interés de un cuarto de punto, el tercero consecutivo, hasta dejarlos entre el 1,5 % y el 1, 75 %, en plenos temores de desaceleración económica global y en el país.

La Junta de Gobierno del Banco de México también explicó en su informe que durante el tercer trimestre del año continuó la desaceleración de la economía mundial "y sus perspectivas de crecimiento han seguido revisándose a la baja".

Ello en un entorno en que las inflaciones general y subyacente en las principales economías avanzadas permanecen en niveles inferiores a las metas de sus respectivos bancos centrales.

"En este contexto, algunas de estas instituciones han tomado acciones de relajamiento monetario en los últimos meses", explicó, y a continuación el Banco de México puso de ejemplo la reciente decisión de la Reserva Federal de reducir 25 puntos base.

Positivamente, el instituto emisor mexicano consideró que los mercados financieros internacionales han presentado una "menor volatilidad" tras atenuarse las "tensiones comerciales" entre Estados Unidos y China o la posibilidad de un "brexit" desordenado.

"No obstante, persisten riesgos para la economía global asociados a las tensiones comerciales y factores geopolíticos", subrayó.

LA SITUACIÓN EN MÉXICO

Este entorno financiero global también ha repercutido en México, que "si bien con episodios de volatilidad", vio como su divisa se apreciaba en las últimas semanas.

"En cuanto a los riesgos que pudieran afectar el desempeño de los activos financieros nacionales, persiste la incertidumbre asociada a la relación bilateral entre México y Estados Unidos" y a las perspectivas crediticias de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), apuntó.

Asimismo, el Banxico vio "importantes riesgos que pudieran afectar a las condiciones macroeconómicas del país".

Por ello apostó por "seguir una política monetaria prudente y firme" y dar confianza en el país para impulsar la inversión.

El Banco de México también recordó que el dato del Producto Interno Bruto (PIB) del tercer trimestre revela un "estancamiento" de la actividad económico, al aumentar solo 0,1 % frente al trimestre anterior, en cifras preliminares del instituto nacional de estadística.

La inflación general en octubre fue de 3,02 %, en la meta del Banco de México, y según las encuestas más recientes se mantendrá en niveles similares a mediano y largo plazo, aunque un tanto superiores al 3 %.

No obstante, persisten riesgos al alza -como podrían ser los aumentos salariales o las amenazas arancelarias- y a la baja, como por ejemplo una apreciación del peso mexicano frente al dólar.

"En este contexto, tomando en cuenta los menores niveles que registra la inflación general, así como la mayor amplitud de las condiciones de holgura de la economía y el comportamiento reciente de las curvas de rendimiento externas e internas" se permite reducir la tasa de referencia, concluyó la Junta de Gobierno.