EFEMéxico

El Banco de México pronosticó este miércoles en su informe trimestral que la economía nacional se contraerá un 8,9 % en 2020 en su escenario más probable, dentro de un rango que contempla un intervalo de decrecimiento de entre 8,7 % y 9,3 %.

El último pronóstico del banco central, emitido en su anterior informe a finales de agosto, estimaba una caída de la economía de entre el 8,8 % y el 12, 8 % en este año, por lo que la proyección actual supone una mejora.

Al presentar el "Informe Trimestral julio-septiembre 2020", el emisor previó en su escenario central una recuperación "gradual, a un ritmo moderado" de la economía tras el golpe ocasionado por la pandemia de covid-19, con un crecimiento del producto interno bruto (PIB) del 3,3 % en 2021 y del 2,6 % en 2022.

No obstante, el Banco de México avisó que "en la coyuntura actual persiste un alto grado de incertidumbre sobre la evolución futura de la actividad, tanto nacional, como global", de ahí el intervalo emitido.

En el escenario optimista, que supone "una recuperación más acelerada" en el inicio del pronóstico, la economía mexicana perdería un 8,7 % en 2020 y crecería un 5,3 % en 2021 y un 2,7 % en 2022.

Sin embargo, en el caso de que se presentaran "afectaciones adicionales" como la reducción de estímulos fiscales en los países o un agravamiento de la pandemia, el PIB de México perdería un 9,3 % en 2020, mientras recuperaría un 0,6 % en 2021 y un 3,8 % en 2022.

"El desempeño de la economía está sujeto a presentar altibajos, toda vez que hacia delante la dinámica responderá cada vez menos a la reapertura de diversas actividades y más al comportamiento, probablemente diferenciado, de los componentes de la demanda y de los sectores productivos", avisó la institución.

La economía mexicana, según las cifras oficiales, repuntó un 12 % en el tercer trimestre frente a los tres meses anteriores gracias a la reactivación social y económica del país, pero mantuvo una caída interanual del 8,6 %.

El Banco de México destacó en su informe que la inflación sigue influida "por los efectos de la pandemia", después de aumentar al 4,09 % en octubre y disminuir en la primera quincena de noviembre al 3,43 % como resultado de "menores precios en los energéticos, menores presiones en las frutas y verduras y los efectos de las ofertas del Buen Fin", un programa de rebajas en tiendas.