EFEGuadalajara (México)

El centrocampista de las Chivas de Guadalajara Fernando Beltrán aseguró este martes que la Liguilla del torneo Apertura 2020 obliga a su equipo a dar un golpe de autoridad y demostrar el lugar en el que debe estar.

"Es momento de demostrar de qué está hecho Chivas y dónde tiene que estar Chivas, a pesar de todo lo que hemos vivido en el torneo, es una buena oportunidad para dar una buena cachetada", dijo el jugador en videoconferencia de prensa.

Luego de vencer al Necaxa en partido de repechaje, Chivas disputa su primera Liguilla en seis torneos y se enfrentará a su más enconado rival, el América, en los cuartos de final.

Con bajas en la delantera, el Guadalajara recibirá este miércoles en casa al América, que concluyó en tercer lugar de la liga con 32 puntos, en un partido que abrirá sus puertas a los aficionados por primera vez en el torneo.

Beltrán aseguró que pelear por el pase a la semifinal contra el América hace "más interesante" y "complicada" esta serie, por la pasión que ambos equipos levantan "y las ganas de trascender".

Admitió que además del juego táctico Chivas debe apostar por el "talento", la garra y la concentración.

"Estos partidos son distintos, se necesita talento, mucho corazón pero también la parte de la concentración es importante porque sabemos que en una sola jugada nos puede hacer gol, es vital eso, es lo que más nos comenta el profe Víctor Manuel Vucetich", expresó.

Beltrán confió en "la unión" de su equipo y negó que lleguen en desventaja a la Liguilla, pese a tener un torneo con diversas ausencias por lesiones, contagios por la covid-19 y bajas administrativas por indisciplinas.

"No nos sentimos en desventaja, ni siquiera sentimos que los equipos tienen mejores jugadores que nosotros, al final cuando entramos al campo somos 11 contra 11 y ahí es donde se demuestra quién es mejor, la cosa que nos hace fuerte es ser equipo, esa unión y el querer estar en la final", enfatizó.

La última ocasión en la que el "rebaño sagrado" disputó una liguilla fue en el torneo Clausura 2017 cuando se proclamó campeón de la mano del técnico argentino Matías Almeyda.