EFEMéxico

La cláusula anticorrupción que será incluida por primera vez en un acuerdo comercial de la Unión Europea (UE) servirá para reforzar el comercio bilateral con México, dijo hoy a Efe el vicepresidente para Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad de la Comisión Europea (CE), Jyrki Katainen.

Al concluir hoy una visita a México con entrevistas con varios secretarios del Gabinete del presidente Enrique Peña Nieto, Katainen destacó la importancia de esta cláusula que ha sido solicitada por los empresarios mexicanos.

"Es la primera vez que la Unión Europea incluirá una cláusula de este tipo, que mejorará la cooperación y el comercio bilateral", dijo el político finlandés.

La cláusula pretende reducir los casos de corrupción entre los políticos mexicanos, considerada una de las principales lacras del país junto a la violencia, que entorpecen un mayor desarrollo económico.

Una cláusula similar ha sido ya acordada por los negociadores de Estados Unidos, México y Canadá que tratan de llegar a un acuerdo en la renovación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Katainen subrayó que han sido los propios empresarios mexicanos quienes han solicitado la inclusión del apartado anticorrupción, lo que aportará al país mayor seguridad jurídica y credibilidad, lo cual a su vez favorecerá las inversiones y los intercambios comerciales.

El vicepresidente de la CE insistió en que los negociadores de ambas partes han entrado a una fase final, que siempre es complicada, por lo que se necesita de "una sólida voluntad política" para cerrar el acuerdo para renovar el Tratado de Libre Comercio entre la Unión y Europea y México (TLCUEM), en vigor desde 2000.

En estos momentos, "la voluntad política es necesaria para superar la parte más difícil", sostuvo, y agregó que la Comisión Europea tiene mucha más experiencia en estas situaciones por lo que los negociadores mexicanos deben esforzarse al máximo.

Recordó que México es el primer país de la región con el que la Unión actualizará un acuerdo comercial existente y remarcó que lo que se busca es "un libre comercio basado en reglas sustentadas".

"Esperamos que esta actualización no solamente tenga que ver con la cuestión de aranceles e impuestos", sino que también se dé énfasis en el comercio "con valores sociales, ambientales y ecologistas", dijo.

Katainen se reunió con el canciller mexicano, Luis Videgaray, para repasar los puntos principales de negociación que quedan por resolver.

El vicepresidente del Ejecutivo europeo no pudo reunirse con el secretario de Hacienda, Jose Antonio González Anaya, por un problema de agenda con este último y repasó con el presidente del Senado de México, Ernesto Cordero, los temas más delicados aún pendientes.

Ambos "trataron temas relacionados con la modernización del marco jurídico bilateral entre México y la Unión Europea" y resaltaron la importancia de contar con un acuerdo que se adapte a la nueva realidad internacional y permita enfrentar los retos globales.

Tanto Katainen como Videgaray coincidieron en la "importancia" de concluir en las próximas semanas las negociaciones del nuevo acuerdo.

La próxima ronda formal de las negociaciones tendrá lugar en Bruselas, Bélgica, del 5 al 9 de febrero y una semana más tarde, del 12 al 16 de febrero, una delegación europea viajará a México para proseguir las conversaciones.

A pesar de las dificultades que se encuentran los negociadores en la última fase, Katainen indicó que confía en concluir antes de finales de marzo, que es la fecha prevista, aunque subrayó que es "más importante la calidad del acuerdo que la velocidad" con la que se termine.

En los 17 años de vigencia del tratado de libre comercio de la UE con México el intercambio comercial bilateral se triplicó, al pasar de 20.800 millones de dólares a 61.700 millones.