EFECiudad de México

El Congreso mexicano aprobó este jueves la nueva Ley de la Fiscalía General de la República (FGR), muy criticada porque disminuye su responsabilidad de búsqueda de personas desaparecidas e ignora las exigencias de las asociaciones ciudadanas de víctimas.

Con 302 votos a favor, 135 en contra y 10 abstenciones, la Cámara de Diputados abrogó la Ley Orgánica de la FGR, que creó el organismo apenas en 2018, para expedir la nueva legislación propuesta por el gobernante Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y el titular de la Fiscalía, Alejandro Gertz Manero.

Además de disminuir tareas de la FGR, la nueva ley y otras modificaciones eliminan la participación de víctimas y defensores en investigaciones mientras México afronta una crisis con más de 86.000 personas desaparecidas, denunció la diputada Martha Tagle, del liberal Movimiento Ciudadano (MC).

“En medio de todo esto, dolor, furia, e indignación, deberíamos estar legislando para ponerle un acto a la barbarie y no para hacer una ley a modo de Gertz Manero”, señaló en el pleno.

La reforma, turnada al Ejecutivo, se aprobó pese a las protestas del Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México (MNDM), que agrupa a 74 colectivos de 22 estados del país y de Centroamérica.

Los familiares criticaron que la nueva ley reduzca la participación del Ministerio Público en el Protocolo Homologado de Búsqueda.

También cuestionaron la eliminación de mecanismos de transparencia y rendición de cuentas, y la disminución de la participación ciudadana en la designación de titulares de Fiscalías Especializadas y en el acompañamiento al trabajo de la FGR.

Asimismo, expresaron su preocupación por las nuevas facultades de investigación de la Guardia Nacional, un cuerpo policial-militar creado por el presidente, Andrés Manuel López Obrador.

La reforma dividió a los legisladores de Morena, pues algunos votaron en contra y denunciaron la intromisión del fiscal Gertz Manero en las negociaciones.

“Se pretende hacer modificaciones que afectarán, sin duda alguna, los derechos humanos de las víctimas, es una ley que atenta contra la progresividad de derechos que establece el Artículo 1º de la Constitución, es una lástima", comentó Lorena Villavicencio, del oficialista Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

El diputado Marco Antonio Andrade, de la Comisión de Justicia, defendió la ley al alegar que "establece con claridad y mayor amplitud las funciones y facultades de la FGR".

El legislador de Morena resaltó la creación de las fiscalías especializadas en materia de delincuencia organizada, y en materia de delitos de violencia contra las mujeres y trata de personas, así como una agencia de investigación criminal y una oficialía mayor.

También aseguró que la FGR permanecerá en el Sistema Nacional de Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, y el Sistema Nacional de Búsqueda de Personas.

Pero los opositores señalaron que la nueva ley permitirá a la Fiscalía escudarse en su "autonomía" para no participar a tondo.

"Este dictamen más bien parece que está confeccionado para quitar responsabilidades a la institución que aloja al Ministerio Público de la Federación”, afirmó María Cristina Castillo, a nombre del derechista Partido Acción Nacional (PAN).